Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus

Los estafilococos son bacterias grampositivas; el nombre staphylococcus deriva de la palabra griega staphyle (racimo de uvas) y fue impuesto por un cirujano escocés, Sir Alexander Ogdson, debido al característico ordenamiento microscópico ordenamiento en racimos.

 

Staphylococcus aureus, conocido comúnmente como estafilococo dorado, es una bacteria anaerobia grampositiva productora de coagulasa y catalasa. Es el patógeno humano más importante que coloniza la piel de la mayoría de los seres humanos.

 

La ruptura de la piel o de las mucosas por traumatismos u operaciones puede dar origen a infecciones localizadas de la piel y de los tejidos blandos; en ocasiones los microorganismos invaden los linfáticos y la sangre y producen bacteriemia e infecciones diseminadas como la endocarditis, artritis, neumonía y abscesos profundos.

 

Este microorganismo puede afectar tanto a pacientes inmunocompetentes (en los que produce infecciones de la piel y tejidos blandos), como a individuos con una disminución de las defensas a causa de operaciones, quemaduras, adicción a drogas intravenosas o dispositivos médicos, como por ejemplo catéteres intravenosos.

 

Tres toxinas producidas por S. aureus pueden causar tres síndromes clínicos: intoxicación alimentaria estafilocócico, síndrome de la piel escaldada estafilocócica y síndrome del shock tóxico.

 

La intoxicación alimentaria estafilocócica se debe a la ingestión de alimentos que contienen enterotoxina B termoestable preformada. La toxina no se produce en el tracto gastrointestinal.

 

Entre 2 y 8 horas después de la ingestión el paciente comienza a presentar náuseas, vómitos y diarrea. La característica es que el paciente no presenta fiebre y la infección se autolimita.

 

El síndrome de la piel escaldada estafilocócico, afecta con más frecuencia a los lactantes y a los niños pequeños. Suele comenzar con un eritema perioral y un rash sensible al tacto, similar a un eritema solar que se disemina por todo el cuerpo por dos a tres días.

 

La enfermedad es causada por cepas S. aureus productora de toxina (exfoliatina) y comienza con una infección cutánea localizada. La fiebre y la leucocitosis suelen ser leves y habitualmente hay recuperación.

 

El síndrome del shock tóxico es un trastorno multisistémico producido por cepas de S. aureus productora de toxina. La gran mayoría de los casos se observa en mujeres durante la menstruación y se asocian con el uso de tampones y un aumento del desarrollo de S. aureus intravaginal con producción aumentada de toxinas.

 

20% de los casos se presenta en mujeres que no están menstruando, en hombres y en niños y ha sido relacionado con infecciones localizadas por S. aureus tales como abscesos, osteomielitis, infecciones posquirúrgicas y neumonía pos influenza.

Diagnóstico

 

Se efectúa por tinción de Gram y cultivos microbiológicos. El material a cultivar puede estar constituido por aspirados de pus o tejidos, sangre u otros líquidos corporales que normalmente son estériles.

Tratamiento

 

La dosis, la vía y la duración del tratamiento antibiótico dependen de la localización de la infección y del mecanismo de acción del medicamento.

Prevención

 

Lavarse las manos frecuentemente todos los miembros del personal sanitario para evitar la diseminación del personal al paciente y de paciente a otro paciente.

 

La profilaxis antibiótica de los pacientes sometidos a distintos procedimientos quirúrgicos ha probado ser eficaz para disminuir la incidencia de infecciones postoperatorias de las heridas.

 

El cambio de los catéteres intravenosos periféricos al menos cada 72hrs. y el cambio frecuente o la extracción de los catéteres venosos centrales cuando ya no son necesarios.

Fuentes

 

J. Willis Hurst, Medicina para la práctica clínica. Editorial Médica Panamericana, 4ª. Edición, 1998. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios