Ortorexia

Ortorexia

Ortorexia, u ortorexia nerviosa es un término acuñado por Steven Bratman, para calificar como trastorno alimentario la obsesión de comer comida considerada saludable por la persona, lo que este doctor de Estados Unidos sostiene que puede llevar a la muerte.

 

Bratman acuñó el término en 1997 del Griego orthos, "correcto", y orexis, "apetito". Literalmente "apetito correcto", la palabra es un símil de anorexia, "sin apetito".

 

Bratman describe la ortorexia como una obsesión perjudicial para la salud como el trastorno obsesivo-compulsivo, con lo que el paciente considera alimentación saludable.

 

El sujeto puede evitar ciertos alimentos, como los que contienen grasas, preservantes, o productos animales, y tener una mala alimentación. Bratman afirma que "la desnutrición es común entre los seguidores de las dietas de comida saludable."

 

Manifestaciones clínicas (Signos y síntmas)

 

Los síntomas y consecuencias de la orthorexia nerviosa pueden incluir obsesión con la alimentación saludable, desnutrición, y la muerte por inanición.

 

Las personas que padecen esta enfermedad suelen tener distintas concepciones de diferentes tipos de alimento.

 

Los productos que contienen preservantes suelen ser considerados "peligrosos", los alimentos producidos industrialmente "artificiales", y los producidos biológicamente "saludables".

 

Los pacientes suelen tener deseos fuertes y hasta incontrolables de comer cuando están nerviosos, emocionados, felices, ansiosos o con remordimiento.

 

Ya sea en busca de una cura para un trastorno específico, o simplemente excediéndose en su preocupación por llevar una alimentación sana, los ortoréxicos desarrollan sus propias reglas alimentarias.

 

Para seguir el régimen, estas personas hacen prueba de una gran fuerza de voluntad, pero si rompen los votos y sucumben a la tentación de los alimentos prohibidos, se sienten culpables y corrompidos.

 

Este comportamiento es similar al de las personas que sufren anorexia o bulimia nerviosa, sin embargo, los anoréxicos y bulímicos se preocupan por la cantidad de comida que consumen, mientras que los ortoréxicos se obsesionan con la calidad de la misma.

 

Existe, como se puede ver en la televisión, revistas y publicidades, un bombardeo acerca de lo que es “bueno” y “malo” a la hora de alimentarse.

 

Controversia

 

El concepto de Bratman ha sido criticado por algunos científicos, quienes argumentan que el deseo de una dieta saludable es considerado en el mayor de los casos benéfico y que esto no indica una patología psicológica. [cita requerida].

 

Estudios demuestran que las personas ortoréxicas no tienen un perfil establecido, se acuña a personas deportistas, en especial a culturistas pero ello es falso, sienten la necesidad de cuidarse pero no necesariamente son estrictos con su alimentación.

 

Fuentes

 

Ministerio de sanidad y consumo. Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria. AATRM Núm. 2006-05/01

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios