Herpes

Herpes

El herpes es una erupción vesicante y dolorosa debido a un virus, como el varicella-zoster, que ocasiona la varicela; sin embargo existen otros tipos de herpes causados por cepas diferentes, como en el herpes labial o simple, y el herpes genital, cada uno con sus síntomas, características y tratamiento.
 

Después de que uno contrae varicela, el virus permanece inactivo (latente) en ciertos nervios del cuerpo.
 

La culebrilla o zóster ocurre después de que el virus se reactiva en estos nervios después de muchos años.
 

La razón por la cual el virus se vuelve activo de nuevo no es clara. Con frecuencia, sólo se presenta un ataque.
 

El zóster se puede desarrollar en cualquier grupo de edad, pero uno tiene mayor probabilidad de desarrollar la afección si:

  • Tiene más de 60 años
  • Le dio varicela antes de cumplir un año
  • Su sistema inmunitario está debilitado por medicamentos o enfermedad
  • Si un adulto o un niño tiene contacto directo con la erupción por herpes zóster y no ha tenido varicela de niño o no ha recibido la vacuna contra esta enfermedad, puede desarrollar varicela en lugar de zóster.

Causas y factores de riesgo
 

El herpes zóster es causado por el herpesvirus varicela-zóster, el mismo virus que causa la varicela.

 

Puede permanecer en letargo en la espina dorsal hasta que es "despertado" por determinados factores de riesgo. Aún no se conocen todos los factores de riesgo.
 

Se transmite de una persona a otra, por contacto directo, diseminación de gotitas o transmisión aérea de líquido de las vesículas o de sercresiones de la vías respiratorias de enfermos de varicela, o del líquido de las vesículas de personas infecctados por herpes zoster.
 

El periodo de incubación es de dos a tres semanas; somunmente de 14 a 16 días. Este período se puede modificar en las personas con inmunodeficiencias.

 

Síntomas
 

El primer síntoma generalmente es un dolor en un sólo lado, hormigueo o ardor. El dolor y el ardor pueden ser intensos y generalmente se presentan antes de que aparezca cualquier erupción.

 

En la mayoría de las personas, se forman parches en la piel, seguidos de pequeñas ampollas.
 

Las ampollas se rompen, formando pequeñas úlceras que comienzan a secarse y formar costras, las cuales se caen en dos a tres semanas. La cicatrización es rara.
 

La erupción generalmente involucra un área estrecha de la columna alrededor de la parte frontal de la región ventral o el pecho. La erupción puede comprometer la cara, los ojos, la boca y los oídos.
 

Los síntomas adicionales pueden abarcar:

  • Dolor abdominal
  • Escalofríos
  • Dificultad para mover algunos de los músculos en la cara
  • Caída del párpado (ptosis)
  • Fiebre
  • Sensación de malestar general
  • Lesiones genitales
  • Dolor de cabeza
  • Hipoacusia
  • Dolor articular
  • Pérdida del movimiento del ojo
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Problemas en el sentido del gusto
  • Problemas de visión
  • También se puede presentar dolor y debilidad muscular
  • Erupción que involucra diferentes partes de la cara si el zóster afecta a un nervio en el rostro.

 

 

Fuentes

Gerald L. Mandell, John E. Bennett, Raphael Dolin. Enfermedades infecciosas: principios y práctica. Elsevier, 2005.

Gerd Gross, Hans Wilhelm Doerr. Herpes zoster: recent aspects of diagnosis and control. Karger, 2006.
Orgnización Panamericana de la Salud. El control de las enfermedades transmisibles. 17ª edición. American Public Health Association, 2001. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios