Sarampión

Shares lateral

Sarampión

Enfermedad febril, contagiosa y muchas veces epidémica, que se manifiesta por multitud de manchas pequeñas y rojas, semejantes a picaduras de pulga, y que va precedida y acompañada de lagrimeo, estornudo, tos y otros síntomas catarrales.

 

El sarampión es una enfermedad infecciosa, exantemática como la rubéola y la varicela, bastante frecuente, especialmente en niños o adolescentes, causada por un virus, específicamente un paramixovirus del género Morbillivirus.

 

También puede, en algunos casos de complicaciones, causar inflamación en los pulmones y el cerebro que amenazan la vida del paciente.

 

Etiología (Causas y factores de riesgo)

 

Infección por el virus del sarampión. El huesped natural del mismo es el hombre, transmitiéndose desde las secrecciones orales a través del aire.

 

El período contagioso va desde unos cinco días antes de aparecer la erupción hasta unos cinco días después de hacerlo. El virus es muy contagioso, y la infección asintomática es muy rara.

 

Manifestaciones clínicas (Signos y síntomas)

 

Tras la infección hay un período sin síntomas (período prodrómico), de entre 8 a 12 días.

 

La enfermedad debuta con:

 

  • Malestar general,
  • Irritabilidad,
  • Fiebre (de hasta 40ºC),
  • Conjuntivitis y fotofobia intensas,
  • Ataques de tos seca,
  • Rinorrea.

La mayoría de los síntomas prodrómicos desaparecen en uno a dos días tras la aparición de la erupción (la tos puede durar más).

 

Entre 1 a 2 días antes de la aparición de la erupción aparecen las "Manchas de Koplik", lesiones pequeñas, irregulares, con borde rojo y centro blanco o azulado en la mucosa de la boca, que son patognómicas de la enfermedad.

 

Tras un lapso de 3 a 4 días (entre 1 a 8), aparece la erupción:

 

  • Maculo-papular (combinación de máculas, manchas planas, y pápulas, lesiones sobreelevadas).
  • Comienza en la frente y va descendiendo hasta los pìes, que alcanza sobre el tercer día.
  • La intensidad es mayor de arriba a abajo, pudiendo confluir las lesiones en cara y espalda.
  • Las lesiones desaparecen a los tres días de aparecer, por el mismo orden en que aparecieron.
  • Puede producirse una descamación furfurácea (fina, como de caspa).

 

El sarampión usualmente dura de 4–12 días, durante los cuales no hay síntomas. Las personas infectadas permanecen contagiosas desde la apariencia de los primeros síntomas hasta los 3–5 días después de la aparición del sarpullido.

 

Diagnóstico (Pruebas y exámenes)

 

El diagnóstico se hace por el cuadro clínico y la detección de anticuerpos en la sangre.

 

Tratamiento

 

No existe terapia específica para el tratamiento de la enfermedad, sin embargo, se puede prevenir la enfermedad mediante la vacunación.

 

Prevención

 

La vacuna triplevírica SPR ha reducido el número de infecciones en el pasado. En la mayoría de los países, la enfermedad es de declaración obligatoria a las autoridades de salud social.

 

Fuentes

 

Gerard J. Tortora, Berdell R. Funke, Christine L. Case. Introducción a la microbiología. 9a ed. Editorial Médica Panamericana, 2007.
Raúl Romero Cabello. Microbiologia y parasitologia humana. Bases fisiológicas de las enfermedades infecciosas y parasitarias. 3ª ed. Editorial Médica Panamericana, 2007.
Garcia-Rodriguez, Juan J. Picazo. Microbiologia Medica 2, Microbiología Clinica, Harcourt Brace, 1998.