Oxitocina

Oxitocina

La oxitocina es una molécula generada de forma natural en el núcleo supraóptico y el núcleo paraventricular del hipotálamo en la base del cerebro y regula varios procesos fisiológicos como las emociones.

 

La oxitocina se la conoce como la hormona del amor, la generosidad, la confianza, del abrazo, de la calma.

 

Esta hormona es secretada por las células que componen a la hipófisis posterior en el cerebro. Contrae el útero durante el proceso del parto, con lo que ayuda a la expulsión del recién nacido.

 

También contrae las células mioepitelialesde las glándulas mamarias, lo que favorece la expulsión de la lecha cuando el lactante mama.

 

En las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.
 

También se piensa que su función está asociada con el contacto y el orgasmo. Algunos la llaman la "molécula del amor" o "la molécula afrodisíaca".

 

En el cerebro parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas.
 

Efectos de la oxitocina
 

La oxitocina posee efectos periféricos (hormonales) y centrales en el cerebro (neurotransmisor). Los efectos están mediados por receptores específicos de alta afinidad.

 

El receptor de la oxitocina es un receptor acoplado a proteína G que requiere Mg++ y colesterol. Pertenece al grupo de receptores acoplados a proteína G del tipo de la rodopsina (clase I).

 

Acciones periféricas (hormonales)
 

Las acciones periféricas de la oxitocina se deben principalmente a la secreción en la glándula pituitaria.
 

Lactancia: en madres que dan el pecho a sus hijos, la oxitocina actúa en las glándulas mamarias causando la secreción de la leche hacia una cámara colectora, desde la cuál puede extraerse por succión del pezón.

 

La sensación de la succión del bebé en el pezón se transmite por nervios espinales al hipotálamo.

 

La estimulación del mismo induce a las neuronas productoras a fabricar oxitocina disparando los potenciales de acción en ráfagas intermitentes; estas ráfagas resultan en la secreción de pulsos de oxitocina desde las terminales nerviosas neurosecretoras de la glándula pituitaria (activando la secreción de leche y cerrando el círculo de retroalimentación positiva).

 

Contracción uterina: importante para la dilatación cervical previa al parto, así como contracciones durante las fases secundaria y terciaria del parto.

 

La liberación de oxitocina durante la lactancia causa también contracciones moderadas y a menudo molestas durante las primeras semanas de la lactancia, lo que ayuda a la recuperación del útero y la coagulación del área de unión de la placenta tras el parto.

 

Sin embargo, en estudios hechos con ratones carentes del receptor especifico de oxitocina, la conducta reproductiva y de parto era normal

 

La relación entre oxitocina y respuesta sexual humana es incierta. Se ha asociado un aumento en los niveles sanguíneos de oxitocina durante el orgasmo -tanto en hombres como en mujeres.

 

Se especula que los efectos de la oxitocina en la capacidad de contracción muscular genital pueden facilitar el transporte del esperma y el óvulo.

 

Murphy et al. (1987), en un estudio realizado en hombres, encontraron que los niveles de oxitocina se elevaban durante la estimulación sexual, y que no se producía un incremento agudo en el momento del orgasmo.

 

Debido a su similitud con la vasopresina, puede reducir ligeramente la excreción de orina. Más importante, en algunas especies, la oxitocina puede estimular la excreción de sodio por los riñones (natriuresis), y en humanos, dosis altas de oxitocina pueden dar lugar a hiponatremia.

 

La oxitocina y sus receptores se encuentran también en el corazón en algunos roedores, y la hormona puede jugar un papel en el desarrollo embrionario del corazón promoviendo la diferenciación de cardiomiocitos.

 

Sin embargo, no se ha reportado que la ausencia de oxitocina o de su receptor en ratones knockout resulte en insuficiencias cardíacas.

 

Puede modular la actividad del eje hipotalámico-pituitario-adrenal. La oxitocina, bajo ciertas circunstancias, inhibe indirectamente la liberación de hormona adrenocorticotropa y de cortisol y, en estas situaciones, puede considerarse un antagonista de la vasopresina.
 

Acciones de la oxitocina en el cerebro y efectos en el comportamiento
 

La oxitocina secretada por la glándula pituitaria no puede volver a entrar el cerebro debido a la barrera hematoencefálica.

 

Por tanto, se piensa que los efectos conductuales de la oxitocina reflejan su liberación por neuronas oxitócicas centrales, diferentes de las que la secretan en la glándula pituitaria.

 

Los receptores de oxitocina se expresan en neuronas en muchas partes del cerebro y la médula espinal, incluyendo la amígdala, hipotálamo ventromedial, septum y tallo cerebral.
 

Excitación sexual.

 

La oxitocina inyectada en el fluido cerebroespinal causa erecciones espontáneas en ratas, reflejando efectos en el hipotálamo y espina dorsal.

 

La oxitocina liberada en el cerebro de la hembra durante la actividad sexual es importante para el establecimiento de lazos de pareja monogámica con su pareja sexual.

 

La vasopresina parece tener un efecto similar en machos. En humanos, se ha reportado una concentración de oxitocina en plasma superior entre personas que dicen estar enamorándose.

 

La oxitocina tiene un papel en conductas del comportamiento en múltiples especies y por tanto parece probable que tenga papeles similares en humanos.

 

Autismo

 

Se han asociado niveles significativamente menores de oxitocina en plasma sanguíneo de niños autistas. Además se observo un descenso del espectro de conductas repetitivas autistas cuando se administraba oxitocina intravenosa.

 

Por otra parte, también se ha reportado que la oxitocina ayuda a los adultos autistas a retener la habilidad de evaluar el significado emotivo de la entonación al hablar.

 

Lazos maternales

 

Las hembras de oveja y rata que reciben antagonistas de oxitocina después de dar a luz no exhiben la conducta materna típica.

 

En contraste, ovejas hembra vírgenes muestran conducta maternal hacia corderos extraños al recibir una infusión cerebroespinal de oxitocina, lo que no harían de otro modo.

 

Estudios realizados con ovejas que no están en período de gestación, muestran que el suministro de oxitocina en el cerebro produce reflejos maternales artificialmente.

 

La administración de estrógenos y progesterona, así como una estimulación vaginal cervical (sexual) producen ese mismo efecto. Por el contrario, si la oveja se encuentra bajo los efectos de la anestesia epidural, el efecto anterior es neutralizado.

 

Los bebés reconocen las vocalizaciones que las madres dirigen hacia ellos, lo que induce procesos hormonales complejos que ejercen una influencia especialmente en el apego entre madre e hijo y en el comportamiento del bebé.

 

En un niño que sufre de estrés, la consolación proveniente de la voz de su madre activa un proceso hormonal muy parecido al de un niño que recibe un estímulo físico.

 

La voz activa la producción de oxitocina en el ser humano, mientras que en el caso de las ratas, es necesario un contacto físico para producir dicho efecto.

 

Aumento de confianza y reducción del miedo social. En un juego de inversiones arriesgadas, los sujetos experimentales que recibieron oxitocina administrada nasalmente mostraron "el nivel más alto de confianza" dos veces más frecuentemente que el grupo control.

 

Los sujetos a quienes se les dijo que estaban interaccionando con un computador no mostraron esta reacción, conduciendo a la conclusión de que la oxitocina no estaba afectando únicamente a la percepción de riesgo-aversión.

 

También se ha reportado que la oxitocina administrada nasalmente reduce el miedo, posiblemente inhibiendo la amígdala (que se piensa es responsable de las respuestas al miedo).

 

Sin embargo, no hay evidencia concluyente de que la oxitocina consiga acceder al cerebro por administración nasal.

 

Acción sobre la generosidad aumentando la empatía durante la toma de perspectiva.

 

En un experimento neuroeconómico, la oxitocina intranasal aumentó la generosidad en el Juego del Ultimátum 80% pero no tuvo efecto en el Juego del

 

Dictador que mide el altruismo.

 

La toma de perspectiva no es necesaria en el Juego del Dictador, pero los investigadores de este experimento indujeron explícitamente la toma de perspectiva en el Juego del Ultimátum al no indicar a los jugadores en qué papel participarían.

 

De acuerdo a algunos estudios en animales, la oxitocina inhibe el desarrollo de tolerancia a varias drogas adictivas (opiáceos, cocaína, alcohol) y reduce los síntomas de abstinencia.

 

Preparación de las neuronas fetales para el parto.

 

Cruzando la placenta, la oxitocina materna llega al cerebro fetal e induce un cambio en la acción del neurotransmisor GABA de excitador a inhibidor en las neuronas corticales fetales.

 

Esto silencia al cerebro fetal durante el proceso del parto y reduce su vulnerabilidad a la hipoxia.

 

Algunas funciones de aprendizaje y memoria se ven disminuidas por la administración central de oxitocina.

 

La droga ilegal MDMA (éxtasis) puede aumentar los sentimientos amorosos, empáticos y de conexión a otros estimulando la actividad de la oxitocina mediante la activación de receptores 5-HT1A de serotonina, si los estudios iniciales en animales son extrapolables a humanos.
 

Formas farmacológicas
 

La oxitocina se destruye en el tracto gastrointestinal, y por tanto debe administrarse en forma de inyección o como un spray nasal.

 

Tiene una vida media típica de tres minutos en sangre.

 

Administrada de forma intravenosa no puede entrar al cerebro en cantidades significativas debido a que no puede cruzar la barrera hematoencefálica.

 

No hay evidencia de una entrada significativa de oxitocina al sistema nervioso central cuando se administra como spray nasal.

 

Los sprays nasales de oxitocina se han usado para estimular la lactancia, pero la eficiencia de esta aplicación es dudosa.
 

Se usan análogos de la oxitocina inyectados para inducir y favorecer el parto en caso de partos detenidos.

 

Ha remplazado generalmente a la ergotamina como el principal agente para incrementar el tono uterino en la hemorragia postparto.

 

La oxitocina se usa también en medicina veterinaria para facilitar el parto y ayuda al descenso de la leche.

 

El agente tocolítico atosiban actúa como antagonista de los receptores de oxitocina; esta droga está registrada en muchos países para suprimir los partos prematuros entre las semanas 24 y 33 de la gestación.

 

Tiene menos efectos secundarios que otras drogas usadas previamente con este objetivo (ritodrina, salbutamol y terbutalina).
 

Se ha sugerido que la capacidad para inducir la confianza de la oxitocina podría ayudar a quienes sufren de ansiedades sociales, aunque algunos han notado el potencial para su abuso con trucos de confianza.

 

Reacciones adversas potenciales
 

La oxitocina es relativamente segura usada a las dosis recomendadas. Posibles efectos secundarios incluyen:
 

  • Sistema Nervioso Central: hemorragia subaracnoidea, crisis epilépticas
  • Sistema cardiovascular: taquicardia, hipertensión arterial, aumento del retorno venoso sistémico, aumento de carga cardíaca y arritmias
  • Genitourinario: problemas de flujo sanguíneo uterino, hematoma pélvico, contracciones uterinas tetánicas, ruptura uterina, hemorragia postparto
  • La administración intravenosa directa sin supervisión profesional de la oxitocina está asociada a hipertonía uterina, rotura uterina, retención placentaria

 

Fuentes

 

Carmichael MS, Warburton VL, Dixen J & Davidson JM. Relationship among cardiovascular, muscular, and oxytocin responses during human sexual activity. Archives of Sexual Behavior, 1994;23(1):59-79.
Arthur C. Guyton. Tratado de fisiología médica. Novena edición. Editorial interamericana McGraw-Hill, 1997:1010.
Murphy MR, Checkley SA, Seckl JR, Lightman SL. Naloxone inhibits oxytocin release at orgasm in man. J Clin Endocrinol Metab. 1990;71(4):1056-8.
Olza Fernández Ibone; Marín Gabriel Miguel Ángel; López Sánchez Francisco; et. Oxitocina y autismo: una hipótesis para investigar. ¿La alteración de la producción de oxitocina endógena en torno al parto puede estar involucrada en la etiología del autismo? Rev Psiquiatr Salud Ment. 2011;04(1):38-41. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios