Obesidad

Obesidad

La obesidad es la enfermedad caracterizada por el exceso de tejido adiposo en el organismo.

 

Se determina la existencia de obesidad en adultos cuando existe un índice de masa corporal mayor de 27 y en población de talla baja mayor de 25.

 

Se considera sobrepeso, al estado premórbido de la obesidad, caracterizado por la existencia de un índice de masa corporal mayor de 25 y menor de 27, en población adulta general y en población adulta de talla baja, mayor de 23 y menor de 25.

 

En el caso de niños y adolescentes, la valoración de la nutrición y del crecimiento se debe valorar fundamentalmente utilizando la clínica (signos y síntomas), así como los índices antropométricos: peso/talla y talla/edad, relacionándolos con tablas de normalidad, utilizadas en la NOM-008-SSA2-1993, Control de la nutrición, crecimiento y desarrollo del niño y del adolescente.

 

La obesidad es un trastorno metabólico que se observa en todas las edades desde la niñez hasta la ancianidad.

 

Se presenta con mayor frecuencia en los adultos, principalmente en la mujer.

 

El exceso de peso corporal (sobrepeso y obesidad) es reconocido actualmente como uno de los retos más importantes de Salud Pública en el mundo, dada su magnitud, la rapidez de su incremento y el efecto negativo que ejerce sobre la salud de la población que la padece, debido a que aumenta significativamente el riesgo de padecer enfermedades crónicas no trasmisibles (ECNT).

 

Se estima que 90% de los casos de diabetes mellitus tipo 2 son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

 

Otras enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas son la hipertensión arterial, dislipidemias, enfermedad coronaria, enfermedad vascular cerebral, osteoartritis, y los cánceres de mama, esófago, colon, endometrio y riñón, entre otras.

 

Causas y factores de riesgo

 

Se manifiesta por un aumento de peso corporal debido a la excesiva acumulación de grasa en los tejidos subcutáneos, cuando se consume mayor cantidad de alimentos a los requeridos en función de las necesidades del organismo, según la edad, sexo, actividad física y estado fisiológico de la mujer.

 

Este consumo excesivo de alimentos (sobre todo de alto contenido energético) va ocasionando la acumulación de grasa y por consecuencia el aumento de peso.

 

Cuando el peso no excede al 10% del peso ideal puede considerarse como sobrepeso, cuando esta entre 10% y 20% puede hablarse de obesidad inicial, de 20% a 40% obesidad intermedia, cuando es superior en 40% del ideal, constituye un serio problema.

 

La causa primaria es el excesivo consumo de determinados alimentos, también tienen que ver otras condiciones como la vida sedentaria ocasionada por la modernidad actual; el ambiente familiar (hay mayor proporción de obesos en la familia pero no por factores genéticos, sino por hábitos alimentarios prevalecientes), la publicidad en los medios de comunicación masiva hacia alimentos altamente energéticos; el aspecto económico, el horario desordenado, el estado emocional y los trastornos endocrinos también influyen de manera importante.

 

La obesidad se clasifica en dos tipos: central o androide y periférica o imoide.

 

La primera es la más grave y puede conllevar importantes complicaciones patológicas.

 

La obesidad central localiza la grasa en el tronco y predispone a sufrir complicaciones metabólicas (especialmente la diabetes tipo 2 y las dislipemias)

 

La obesidad periférica acumula el depósito de grasa de cintura para abajo y produce problemas de sobrecarga en las articulaciones.

 

En las mujeres influyen los cambios hormonales del embarazo, los anticonceptivos y la menopausia que inducen la acumulación de grasa en las glándulas mamarias, cadera y muslos.

 

Síntomas

 

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo, incluso con un esfuerzo mínimo.

 

La dificultad en la respiración puede interferir gravemente en el sueño, provocando la parada momentánea de la respiración (apnea del sueño), lo que causa somnolencia durante el día y otras complicaciones.

 

La obesidad puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.

 

Los trastornos cutáneos son particularmente frecuentes.

 

Dado que los obesos tienen una superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más.

 

Es frecuente asimismo la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas).

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico es clínico basado en las medidas antropométricas y malestares (signos y síntomas) clínicos; que incluyen los datos arriba indicados.

 

Tratamiento

 

La forma más correcta y sana de prevenir y eliminar el sobrepeso y la obesidad es tener una dieta sana y hacer diariamente algún tipo de ejercicio.

 

La mejor manera de perder peso es lente, gradual y sostenida.

 

Todo paciente adulto obeso requerirá de un manejo integral, que incluye el tratamiento médico-quirúrgico, nutriológico y psicológico del sobrepeso y la obesidad, el cual deberá realizarse bajo lo siguiente:

  • Se ajustará a los principios científicos y éticos que orientan la práctica médica.
  • Estará respaldado científicamente en investigación para la salud, especialmente de carácter dietoterapéutico individualizado, farmacológico y médico quirúrgico.
  • El médico será el responsable del manejo integral del paciente obeso.
  • El tratamiento indicado deberá entrañar menor riesgo potencial con relación al beneficio esperado.
  • Deberán evaluarse las distintas alternativas disponibles conforme a las necesidades específicas del paciente, ponderando especialmente las enfermedades concomitantes que afecten su salud.
  • Se deberá obtener, invariablemente, Carta de Consentimiento bajo Información del interesado o su representante legal, previa explicación completa por parte del médico, del riesgo potencial con relación al beneficio esperado.
  • Todo tratamiento deberá instalarse previa evaluación del estado de nutrición, con base en indicadores clínicos, dietéticos, antropométricos incluyendo índice de masa corporal, índice de cintura cadera, circunferencia de cintura y pruebas de laboratorio.
  • Todas las acciones terapéuticas se deberán apoyar en medidas psicoconductuales y nutriológicas para modificar conductas alimentarias nocivas a la salud, asimismo, se deberá instalar un programa de actividad física, de acuerdo a la condición clínica de cada paciente.
  • El médico será el único profesional facultado para la prescripción de medicamentos.
  • Cada medicamento utilizado deberá estar justificado bajo criterio médico, de manera individualizada.
  • Los medicamentos e insumos para la salud empleados en el tratamiento deberán contar con registro que al efecto emita la Secretaría de Salud.
  • No se deberán prescribir medicamentos secretos, fraccionados o a granel y tratamientos estandarizados.
  • El médico y el psicólogo clínico deberán elaborar a todo paciente, un expediente clínico, conforme a lo establecido en la Norma Oficial Mexicana 168-SSA1-1998, Del expediente clínico.
  • En el caso del nutriólogo, para el manejo nutricio, deberá elaborar una historia nutricia que contenga: Ficha de identificación, Antecedentes familiares y personales, Estilos de vida, Antropometría, Problema actual, Plan de manejo nutricio y Pronóstico.

Requisitos del personal de salud para el manejo del sobrepeso y obesidad

 

El personal profesional facultado para intervenir en el manejo integral del paciente obeso, deberá cumplir los requisitos siguientes:

  • Tener título profesional de médico, nutriólogo o psicólogo legalmente expedido y registrado ante las autoridades educativas competentes.
  • Tratándose de médico general, será recomendable tener constancia expedida por institución de educación superior oficialmente reconocida, que avale un curso de capacitación en nutrición.
  • Cuando se trate de médico especialista, tener el permiso para ejercer, expedido y registrado por las autoridades educativas competentes.
  • En el caso de estudios realizados en el extranjero, éstos deberán ser revalidados ante la Secretaría de Educación Pública.
  • El personal técnico participante en el manejo integral del paciente obeso, deberá tener diploma que avale sus conocimientos en enfermería, laboratorio clínico o nutrición, legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes.
  • La participación del personal técnico en el manejo integral de la obesidad será exclusivamente en apoyo a las áreas; médica, de nutrición y psicológica, por lo que no podrá actuar de manera autónoma o realizar por sí, los tratamientos.
  • Todo aquel establecimiento público, social o privado, que se ostente y ofrezca servicios para la atención a la obesidad, el control y reducción de peso, deberá contar con un responsable sanitario atendiendo a lo que establezcan las disposiciones aplicables para tal efecto.

La participación del médico comprende:

  • El médico será el único profesional de la salud facultado para prescribir medicamento en los casos que así se requiera.
  • Sólo se podrán indicar anorexígenos u otro tipo de medicamentos autorizados para el tratamiento de la obesidad o el sobrepeso, cuando no existiere respuesta adecuada al tratamiento dietoterapéutico y al ejercicio físico, en pacientes con índice de masa corporal de 30 o más, sin enfermedades concomitantes graves, o en pacientes con índice de masa corporal de 27 o más, que tengan enfermedades concomitantes graves.
  • El médico tratante deberá explicar al paciente qué medicamento va a ingerir, su nombre comercial y farmacológico, dosificación, duración de la toma, interacción con otros insumos, reacciones adversas y colaterales.
  • El médico deberá expedir y firmar la receta correspondiente, de acuerdo con las disposiciones sanitarias y registrar en la nota médica del expediente clínico.

El tratamiento quirúrgico:

 

Estará indicado exclusivamente por el médico tratante, en los individuos adultos con obesidad severa asociado a comorbilidad importante y cuyo origen en ambos casos no sea puramente de tipo endócrino.

 

La participación del nutriólogo comprende el manejo nutricio, el cual requiere:

  • Valoración nutricia: evaluación del estado nutricio mediante indicadores clínicos, dietéticos, antropométricos, pruebas de laboratorio y estilos de vida;
  • Plan de cuidado nutricio: elaboración del plan alimentario, orientación alimentaria, asesoría nutriológica y recomendaciones para el acondicionamiento físico y para los hábitos alimentarios; y
  • Control: seguimiento de la evaluación, conducta alimentaria y reforzamiento de acciones.

La dieta deberá ser individualizada, atendiendo a las circunstancias especiales de cada paciente, en términos de los criterios mencionados en el presente ordenamiento.

 

La participación del psicólogo clínico comprende:

  • El manejo para la modificación de hábitos alimentarios;
  • El apoyo psicológico, y
  • La referencia a Psiquiatría, cuando el caso lo requiera.

 

Fuentes

 

Aniseto Baltasar. Obesidad y Cirugía. Editorial Aran, 2001.
MODIFICACION a la Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-1994, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus en la atención primaria para quedar como Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-1994, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes.
NORMA Oficial Mexicana NOM-174-SSA1-1998, Para el manejo integral de la obesidad.

Secretaría de Salud. Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria. Estrategia contra el sobrepeso y la obesidad. Acciones del Gobierno Federal, 2010

NORMA Oficial Mexicana NOM-008-SSA2-1993, Control de la nutrición, crecimiento y desarrollo del niño y del adolescente. Criterios y procedimientos para la prestación del servicio.

Instituto Mexicano del Seguro Social. Seguridad y Solidaridad Social. Guía para el Cuidado de la Salud, 2004.

Instituto Mexicano del Seguro Social. Guía de práctica clínica. Diagnóstico, tratamiento y prevención del sobrepeso y la obesidad en el adulto. IMSS-046-08, EVR

¿Quieres conocer más sobre Obesidad?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios