Estrés

Shares lateral

Estrés

El estrés es un mecanismo de reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.
 

Sin embargo, este mecanismo inicialmente de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias en problemas graves de salud.

 

El estrés implica un conjunto de reacciones biológicas o psicológicas que se desencadenan en el organismo cuando este es sometido a una agresión cualquiera que sea su naturaleza.
 

La tensión provocada por situaciones agobiantes, que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves, conlleva al estrés.
 

Cualquier presión ambiental o física que provoca una respuesta de un organismo.
 

En la mayoría de los casos, el estrés favorece la supervivencia ya que obliga a los organismos a adaptarse a las cambiantes condiciones ambientales.
 

Por ejemplo, en respuesta a un clima inusualmente caliente o seco, las plantas evitan la pérdida de agua cerrando los poros microscópicos llamados estomas en sus hojas.
 

Sin embargo, cuando la respuesta del organismo al estrés es insuficiente o cuando la tensión es demasiado poderosa, puede resultar en la enfermedad o la muerte de un organismo.
 

Hay que aclarar que el estrés puede ser beneficioso, ya que ayuda a enfrentar amenazas y a dar una rápida respuesta en una emergencia, además de que agudiza las habilidades para desempeñar mejor alguna actividad,

Causas y factores de riesgo
 

Las causas del estrés se denominan estresores o factores estresantes, y estas pueden ser generadas por factores externos o internos del individuo, que propicien un desequilibrio en el bienestar biológico, psicológico o social; es decir en la salud.
 

Algunos factores que pueden causas estrés incluyen; situaciones que fuerzan e las personas a procesar información más rápido de lo habitual, estímulos ambientales que causen daño, percepciones de amenaza, enfermedades o adicciones, el aislamiento o el confinamiento, estímulos que bloqueen los interés personales, presión grupal de amigos, compañeros de escuela o trabajo, poca o nada tolerancia a la frustración.

Síntomas
 

El efecto que tiene la respuesta estrés en el organismo es profundo:

  • • Predominio del sistema nervioso simpático (vasoconstricción periférica, midriasis, taquicardia, taquipnea, ralentización de la motilidad intestinal, etc.)
  • • Liberación de catecolaminas (adrenalina y noradrenalina),cortisol y encefalina
  • • Aumento en sangre de la cantidad circulante de glucosa, factores de coagulación, aminoácidos libres y factores inmunitarios.
     

Todos estos mecanismos los desarrolla el cuerpo para aumentar las probabilidades de supervivencia frente a una amenaza a corto plazo, no para que se los mantenga indefinidamente, tal como suele pasar.
 

A medio plazo, este estado de alerta sostenido desgasta las reservas del organismo y puede producir diversas patologías (trombosis, ansiedad, depresión, inmunodeficiencia, dolores musculares, insomnio, trastornos de atención, diabetes, etc.)
 

El estrés se encuentra en la cabeza, ya que es el cerebro el responsable de reconocer y responder de distintas formas a los estresores.
 

Cada vez son más numerosos los estudios que corroboran el papel que juega el estrés en el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones.
 

Un estudio de la Universidad de California demostró que un estrés fuerte durante un corto período, por ejemplo, la espera previa a la cirugía de un ser querido, es suficiente para destruir varias de las conexiones entre neuronas en zonas específicas del cerebro.
 

Esto es, un estrés agudo puede cambiar la anatomía cerebral en pocas horas.
 

El estrés crónico, por su parte, demostró la disminución del tamaño de la zona cerebral responsable de la memoria.
 

Por lo menos, éste es el efecto encontrado en experimentos con ratas. Incluso el estrés puede modificar la respuesta del sistema inmunológico de una persona.
 

Algunas señales que indican estrés pueden ser:

  • Irritabilidad
  • Problemas estomacales, como la gastritis
  • Dolor de cabeza o migraña
  • Insomnio
  • Falta de apetito o problemas para comer
  • Iniciarse en conductas adictivas o incrementar el consumo de alcohol, tabaco, comida (como para sentir alivio)Cansancio sin razón aparente
  • Problemas médicos como hipertensión
  • Ansiedad
  • Depresión o tristeza
  • Infecciones frecuentes

 

 

Tratamiento

 

Generar hábitos de vida saludable, podrán ser algunas de las medidas para evitar que el estrés afecte la salud, entre las recomendaciones se sugiere:

  • Tener horarios fijos para dormir
  • Realizar ejercicio o un deporte, 30 minutos al día
  • Aprender técnicas de relajación, como respirar profundamente, inhalar y exhalar lento
  • Hablar con la familia o amigos de confianza no solo sobre las situaciones que desencadenan el estrés; sino también de las emociones (un simple, hola como estuvo tu día, es de gran ayuda)
  • Pasar más tiempo con gente amable que lo apoye y menos con gente que no lo hace
  • Comer sin exceso
  • Organizar el tiempo para cada actividad en la medida de lo posible
  • Tomar pequeños descansos en el trabajo
  • Ser realista en las metas propuestas, no excederse
  • Reírse
  • Aprender ejercicios de gimnasia cerebral.

 

Fuentes

 

Actis Andrea Mariel, Outomuro Delia. Medicina y estrés: antecedentes históricos y evidencia científica.Gac Méd Caracas 2011; 119(3): 183-187.

Pérez Fernández Guillermo Alberto. Hipertensión arterial, estrés y rendimiento académico para la evaluación integral del adolescente hipertenso o en riesgo.Medicentro 2011; 15(3): 198-204.

Caballero Uribe Carlo Vinicio, Venegas Carla, Padilla Angélica, Paternina Patricia, et al. Depresión, estrés y desesperanza en pacientes con artritis reumatoide del caribe colombiano.Rev. Colomb. Reumatol. 2004; 11(4): 300-305.