Embarazo

Embarazo

Se denomina embarazo, gestación o gravidez (del latín gravitas) al período que transcurre desde la implantación en el útero del óvulo fecundado al momento del parto.

 

El embarazo normal, es el estado fisiológico de la mujer que se inicia con la fecundación y termina con el parto y el nacimiento del producto a término.

 

El embarazo de alto riesgo; es aquel en el que se tiene la certeza o la probabilidad de estados patológicos o condiciones anormales concomitantes con la gestación y el parto, que aumentan los peligros para la salud de la madre o del producto, o bien, cuando ella procede de un medio socioeconómico precario.

 

Este periodo de gravidez, comprende todos los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno, así como los importantes cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia.

 

En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples.

 

La aplicación de técnicas de reproducción asistida, está haciendo aumentar la incidencia de embarazos múltiples en los países desarrollados.

 

El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación (aproximadamente unos 9 meses).

 

El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto (aquel a partir del cual puede sobrevivir extraútero sin soporte médico).

Síntomas

 

Los signos y síntomas que hacen sospechar de un embarazo incluyen:

  • Amenorrea
  • Náuseas y vómitos
  • Hormigueo mamario
  • Mastalgia
  • Micción frecuente y urgente
  • Percepción de movilidad fetal (después de la semana 14)
  • Hay estreñimiento, fatiga, aumento de peso

Menos frecuentemente puede haber:

  • Sialorrea
  • Anorexia
  • Disgeusia
  • Antojos o deseos de alimentos no apetecidos anteriormente
  • Tendencia a vértigos
  • Lipotimias, insomnio o somnolencia
  • Irritabilidad, cambios de carácter y alteraciones de los órganos olfatorios

Entres los signos se observa:

  • Leucorrea
  • Cambios de color, consistencia, tamaño o forma del cuello uterino o del útero
  • Elevación de la temperatura
  • Aumento de tamaño del abdomen
  • Aumento de tamaño e ingurgitación de las mamas y descarga por el pezón
  • Soplo pélvico y contracciones uterinas con aumento del tamaño del cuerpo uterino
  • Pigmentación cutánea (cloasma y “línea negra”) y épulis después de la semana 12

Diagnóstico

 

La presencia en el suero materno de la hormona gonadotrófica corial (HGC), que se produce poco tiempo después de la implantación del huevo y su eliminación por orina es la base para el diagnóstico por laboratorio.

 

Las pruebas para determinar un embarazo incluyen:

  • Pruebas biológicas (determinación de la subunidad beta de la gonadotropina coriónica)
  • Pruebas inmunológicas: se basan en el potencial antigénico de la HGC (aglutinación directa o indirecta de eritrocitos sensibilizados o de partículas de látex).

No aseguran de manera total el diagnóstico de embarazo por la semejanza inmunológica de la HGC con LH.

  • Radioinmunoanálisis (RIA)
  • Prueba del radiorreceptor
  • ELISA
  • Ultrasonografía (US): Permite diagnosticar el embarazo a partir de la 4ª semana y el embarazo gemelar a partir de la 6ª

La US de tiempo real de alta resolución puede determinar la edad gestacional de manera precisa sobre todo en la primera mitad del embarazo; permite realizar mediciones del saco gestacional (a partir de la 5ª semana) y del feto.

 

La modalidad doppler permite identificar el latido cardiaco fetal después de la 8ª semana.

 

Desarrollo normal hasta el 5to mes

 

Primer mes

 

  • La criatura alcanza el tamaño de una perla.
  • Es el momento de la organogénesis (formación de los distintos órganos internos), es el período más delicado y en el que las influencias externas van a producir mayores consecuencias adversas; por lo que se evitará en lo posible la toma de medicamentos y otras substancias potencialmente nocivas.
  • En las semanas siguientes se van formando el corazón, el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), la columna vertebral y el conducto digestivo.
  • El peso de la madre deberá aumentar 300 gramos.

 

Segundo mes

 

  • El corazón late y los brazos y piernas muestran el principio de los dedos.
  • Desaparece la cola, comienza la estructura de los huesos y se esbozan la nariz, oídos y ojos.
  • El bebé mide 4 cm y pesa 7.5 gramos.
  • El peso de la madre habrá aumentado en 600 gramos.

 

Tercer mes

 

  • La mayoría de los órganos principales están ya formados o lo harán en este mes.
  • A partir de aquí el desarrollo será principalmente en tamaño y maduración de los distintos órganos.
  • Todavía es sensible a las influencias externas, pero en mucho menor medida.
  • A partir de este tercer mes se puede ampliar el número de medicamentos recibidos.
  • Se seguirá teniendo cuidado con la toma de substancias nocivas, ya que estas también pueden afectar al bebé en la fase de crecimiento (alcohol y tabaco, por ejemplo).
  • El crecimiento alcanza los 9 centímetros y pesa 25 gramos.
  • El cerebro se recubre de huesos protectores.
  • Aparecen cejas, párpados y órganos como el hígado y los riñones, que comienzan ya a funcionar.
  • El peso de la madre, será de 1 kilo más.

 

Cuarto mes

 

  • El bebé crece hasta los 16 centímetros y pesa 100 gramos.
  • Se terminan de definir los dedos de manos y pies.
  • Aparecen las uñas.
  • El peso de la madre se verá aumentado en dos kilos.

 

Quinto mes

 

  • Ahora mide 20 centímetros y pesa alrededor de 300 gramos

 

Complicaciones

 

Las complicaciones que pueden aparecer durante el embarazo son: a) aborto espontáneo; b) enfermedad trofoblástica (mola hidatiforme, mola invasora y coriocarcinoma); c) embarazo ectópico (trompas, ovarios, cavidad abdominal, cuello o cuerno uterino); d) isoinmunización materno-fetal; e) enfermedad hipertensiva del embarazo (incluida eclampsia y preeclampsia); f) diabetes gestacional; g) enfermedades intercurrentes que complican la gestación; h) ruptura uterina; i) placenta previa; j) desprendimiento prematuro de la placenta; k) oligo o polihidramnios; l) patologías del cordón umbilical; m) ruptura prematura de membranas; n) infección amniótica

Tratamiento

 

Se debe planear una consulta con la paciente cada mes hasta la semana 32, cada 2 semanas hasta la semana 36 y después cada semana hasta el parto.

 

Se dará consulta más a menudo si sobrevienen complicaciones.

 

Se debe realizar un registro continuo del progreso del embarazo. Incluir signos y síntomas, hábitos, contactos y/o exposiciones con enfermedades, medicamentos, resultados de laboratorio, etc.

 

Seguimiento

 

Se examinará una muestra de orina en busca de proteínas y glucosa. Si sobreviene glucosuria importante (>2 +), se efectuará investigación de intolerancia a los carbohidratos.

 

La proteinuria repetida >1 + ó los síntomas urinarios requerirán la obtención de una muestra estéril para cultivo y estudio microscópico. Si la cuenta bacteriana es > 100 000/ml, se prescribirán antibióticos apropiados. Se planea un urocultivo repetido una semana después de concluido el tratamiento, y de nuevo si reaparece la sintomatología. Si la cuenta es < 100 000/ml, se obtiene una muestra de orina de 24 hrs para medición de volumen, depuración de creatinina y determinación de proteínas totales para diagnosticar la presencia de posible enfermedad renal.

 

Se recomienda por lo general que la paciente embarazada ingiera 36 a 38 cal/Kg/día.

 

Es indispensable administrar calcio durante el embarazo para satisfacer las necesidades fetales y preservar las reservas maternas del mineral.

 

Se requiere hierro complementario durante el embarazo para el feto y para prevenir que se agoten las reservas maternas del mismo, sobre todo durante la parte final del embarazo.

 

El hierro es el único mineral que suele prescribirse (30 a 60 mg de hierro elemental o 300 mg de sulfato ferroso dos veces al día).

 

Los equivalentes de estos preparados (gluconato o fumarato ferrosos) pueden ser mejor tolerados por la paciente.

 

La mujer embarazada que consume cantidades suficientes de alimentos frescos no requiere otros suplementos vitamínicos o minerales.

 

La mujer promedio requiere 2,300- 2,600 cal/día durante la gestación para garantizar un aumento promedio de peso de 11.5 a 12.5 kg en total.

 

El aumento de peso debe ser casi lineal durante el 2° y el 3er trimestres, con un promedio de cerca de 0.4 kg/semana.

 

En términos generales, esto debe ser igual a un aumento aproximado de 0.65 kg hacia las 10 semanas, 4 kg hacia las 20 semanas, 8.5 kg hacia las 30 semanas y 12.5 kg hacia las 40 semanas.

 

Cerca de la mitad de todas las mujeres embarazadas experimentan náuseas y vómitos, a menudo al levantarse, durante las 10 primeras semanas, al parecer guarda relación con las concentraciones más elevadas de HGC.

 

Alrededor de 1/1000 embarazadas desarrollan vómitos resistentes al tratamiento (hiperémesis gravídica, vómitos perniciosos del embarazo). En estos casos puede ser de utilidad extrema la consulta psiquiátrica.

 

Quizá se requiera hospitalización para corregir el desequilibrio hidroelectrolítico o para estudio.

 

Fuentes

Norma Oficial Mexicana NOM-007-SSA2-1993, Atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio y del recién nacido. Criterios y procedimientos para la prestación del servicio.

Hospital General de México. Guías diagnósticas de consulta externa. Embarazo 

¿Quieres conocer más sobre Embarazo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios