Degeneración macular del ojo

Degeneración macular del ojo

La degeneración macular del ojo (AMD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad degenerativa que daña al centro de la retina; la mácula (parte del ojo que permite ver los detalles pequeños) en personas mayores de 60 años.

 

 


Afecta las actividades en las que hay que ver directamente hacia delante como la lectura, la costura y el conducir; y es la segunda causa de ceguera mas frecuente en los ancianos, por detrás de la diabetes.


Existen dos tipos de degeneración macular relacionada con la edad: la húmeda y la seca. La pérdida en la visión puede ocurrir en cualquiera de las dos formas.

Degeneración macular seca

Se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se van deteriorando poco a poco haciendo que la visión central se nuble gradualmente en el ojo afectado.

 

A medida que la degeneración macular seca empeora, puede ser que usted note un punto borroso en el centro de la visión. Con el tiempo, cuando menos de la mácula funciona, es posible que se pierda progresivamente la visión central en el ojo afectado.


El síntoma más común de la degeneración macular seca es tener la vista un poco borrosa. Usted puede tener problemas reconociendo los rostros de las personas.

 

Tal vez necesite más luz para leer y para realizar otras tareas. La degeneración macular seca generalmente afecta ambos ojos, pero se puede perder la vista en un ojo mientras que el otro ojo parece no estar afectado.

Una de las primeras señales más comunes de la degeneración macular seca son las drusas,  depósitos amarillos debajo de la retina. Frecuentemente se encuentran en las personas mayores de 60 años. Su oculista puede detectar si tiene drusas durante un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.


La degeneración macular seca tiene tres etapas, todas pueden ocurrir en uno o en ambos ojos:

  1. Degeneración macular temprana. Las personas con degeneración macular temprana tienen varias drusas pequeñas o algunas drusas medianas. En esta etapa, no hay síntomas ni pérdida de visión.
  2. Degeneración macular intermedia. Las personas con degeneración macular intermedia tienen muchas drusas de tamaño mediano, o una o más drusas grandes. Algunas personas ven un punto borroso en el centro de su visión. Es posible que necesiten más luz para leer y para realizar otras tareas.
  3. Degeneración macular seca avanzada. Además de las drusas, las personas con degeneración avanzada tienen un deterioro de las células sensibles a la luz y del tejido de apoyo en el área central de la retina. Este deterioro puede causar un punto borroso en el centro de su visión. Con el tiempo, el punto borroso puede agrandarse y obscurecerse, opacando más su visión central. Usted puede tener dificultad para leer o para reconocer a las personas hasta que estén muy cerca.


Una vez que la degeneración macular seca alcanza la etapa avanzada, ningún tipo de tratamiento puede prevenir la pérdida de visión. Sin embargo, el tratamiento puede retrasar y posiblemente prevenir que la degeneración macular intermedia progrese a la etapa avanzada en la que ocurre la pérdida de visión.


Si por causa de la degeneración macular seca usted tiene una pérdida de visión en un solo ojo, es posible que no note ningún cambio en su visión en general.

 

Mientras que el otro ojo vea con claridad, usted todavía podrá conducir, leer y ver los detalles pequeños. Usted solamente notará cambios en su visión si la degeneración macular afecta a ambos ojos.


Aproximadamente 90% de las personas padecen este tipo de degeneración.

Degeneración macular húmeda

La forma húmeda se considera como degeneración macular avanzada; ocurre cuando los vasos sanguíneos anormales detrás de la retina comienzan a crecer debajo de la mácula. Estos nuevos vasos tienden a ser muy frágiles y frecuentemente gotean sangre y líquido.

 

La sangre y el líquido levantan la mácula de su lugar normal en el fondo del ojo. El daño a la mácula ocurre rápidamente.

 

Con la degeneración macular húmeda, la pérdida de la visión central puede ocurrir muy deprisa. La degeneración macular húmeda es más severa que la forma seca.
Las formas húmedas de la degeneración macular se pueden dividir en dos grupos:

  1. Degeneración macular húmeda oculta: En este tipo de degeneración macular avanzada, la pérdida y el crecimiento detrás de la retina no son tan evidentes y producen una pérdida menos grave de la visión.
  2. Degeneración macular húmeda clásica: Está asociada con una pérdida más grave de la visión. Se produce cuando el crecimiento de los vasos sanguíneos tiene contornos evidentes que se pueden observar debajo de la retina.

Uno de los primeros signos de la degeneración macular húmeda es que las líneas rectas parecen onduladas, esto se puede revisar con una rejilla de Amsler.

 

Aproximadamente 10% de las personas tienen un tipo avanzado de degeneración macular relacionada con la edad, conocida como degeneración macular húmeda.

Tratamientos

  1. Se dan suplementos nutricionales de vitaminas, antioxidantes y Zinc que demoran el progreso de la etapa intermedia a la etapa avanzada.
  2. Cirugía láser. Si los vasos afectados no están en la mácula se realiza una coagulación mediante una operación láser para evitar que el acumulo de vasos alterados produzcan nuevas hemorragias; evitando así una pérdida adicional de la visión. El tratamiento láser, sin embargo, también puede destruir parte del tejido saludable de alrededor y algo de su vista. Solamente se puede tratar con cirugía láser a un pequeño porcentaje de las personas con degeneración macular húmeda. El riesgo de que se vuelvan a desarrollar nuevos vasos sanguíneos después del tratamiento con rayos láser es relativamente alto y se pueden necesitar tratamientos adicionales. En algunos casos, la pérdida de visión progresa a pesar de los tratamientos.
  3. Terapia fotodinámica. La terapia fotodinámica retrasa la velocidad con que usted pierde visión. No detiene la pérdida de visión ni tampoco restaura la visión en los ojos ya dañados por la degeneración macular avanzada. Los resultados del tratamiento frecuentemente son temporales. Puede necesitar tratamientos adicionales. Se inyecta una droga llamada verteporfin; ésta viaja a través del cuerpo inclusive a los nuevos vasos sanguíneos del ojo. La droga tiende a "pegarse" a la superficie de los nuevos vasos sanguíneos. Después, se ilumina el ojo con una luz por unos 90 segundos. La luz activa la droga. La droga activada destruye los nuevos vasos sanguíneos y resulta en un deterioro visual más lento. Al contrario de la cirugía láser, esta droga no destruye el tejido saludable de alrededor. Debido a que la droga se activa con la luz, usted debe evitar exponer su piel o sus ojos directamente a la luz del sol o a luces artificiales fuertes durante cinco días después del tratamiento. La terapia fotodinámica es relativamente sin dolor. Toma alrededor de 20 minutos y se realiza en la oficina del médico.
  4. Inyecciones. La degeneración macular húmeda ahora puede ser tratada con nuevos medicamentos que se inyectan en el ojo (terapia antagonista del VEGF). Esta terapia impide los efectos del factor de crecimiento de nuevos vasos sanguíneos anormales. Usted necesitará varias inyecciones que pueden ser administradas tan seguido como una vez por mes. El ojo se adormece antes de cada inyección. Después de la inyección, usted se quedará en la oficina del doctor por un tiempo para que le observen el ojo. Este tratamiento puede retrasar la pérdida de la visión causada por la degeneración macular y en algunos casos puede mejorar la visión.

¿Puede la dieta por sí sola proveer los mismos niveles altos de antioxidantes y de zinc que se obtienen con los suplementos?


No. Es difícil obtener los niveles altos de vitaminas y minerales sólo por medio de la dieta. Sin embargo, estudios anteriores sugieren que las personas que tienen dietas ricas en vegetales de hojas verdes tienen menos riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad.

¿Qué puedo hacer para proteger mi vista?

Forma seca. Si usted tiene la forma seca de degeneración macular, usted debe hacerse un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas por lo menos una vez al año. Su oculista puede vigilar su enfermedad y comprobar si tiene alguna otra enfermedad de los ojos.

 

Asimismo, si usted tiene degeneración macular intermedia en uno o en ambos ojos, o degeneración macular avanzada en un solo ojo, su médico le puede sugerir que tome el suplemento que contiene niveles altos de antioxidantes y de zinc.


Ya que la forma seca de degeneración macular se puede convertir en húmeda en cualquier momento, usted debe obtener una rejilla de Amsler de su oculista o utilizar la rejilla disponible en la sección de Degeneración macular húmeda (ver )

Si usted detecta cualquier cambio en la apariencia de esta rejilla o en su visión diaria al leer el periódico o ver la televisión, hágase un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.


Forma húmeda. Si usted tiene degeneración macular húmeda y su médico le aconseja recibir tratamiento, no espere. Después de la cirugía láser o terapia fotodinámica, usted necesitará exámenes frecuentes de los ojos para detectar si vuelven a desarrollarse vasos sanguíneos que gotean.


Además, debe revisarse la vista en su casa usando la rejilla de Amsler. Si nota algún cambio, haga una cita con su oculista inmediatamente.

 

Fuentes

 

National Eye Institute.

National Institute of Health.

Recibe las noticias más relevantes directo a tu correo electrónico del tema: adultos mayores