Bilis

Bilis

Jugo amarillento que segrega el hígado de los vertebrados, importante en el proceso de la digestión.

 

Los componentes orgánicos esenciales del líquido biliar son los ácidos biliares, pigmentos biliares, colesterina, las sales, fosfolípidos, colesterol, pigmentos, agua, electrolitos y sustancias químicas que mantienen la solución total ligeramente ácido (con un pH de entre 5 y 6).

 

Su secreción es continua gracias al hígado, y en los periodos interdigestivos se almacena en la vesícula biliar, y se libera al duodeno tras la ingesta de alimentos.

 

Cuando comemos, la bilis sale de la vesícula por las vías biliares al intestino y se mezcla con las grasas de los alimentos.

 

Los ácidos biliares disuelven las grasas en el contenido acuoso del intestino, como los detergentes disuelven la grasa de sartenes.

 

Después de que las grasas se disuelven, las enzimas del páncreas y de la mucosa intestinal las digieren.

 

Fuentes

 

G Thews, Ernst Mutschler, Peter Vaupel. Anatomía, Fisiología y Patofisiología del hombre. Manual para farmacéuticos y biólogos. Editorial Reverte S. A., 1983.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios