Antidepresivo

Antidepresivo

Los antidepresivos son medicamentos para el tratamiento de las depresiones mayores.

 

Se dividen en tres clases: los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), los tricíclicos, y los antidepresivos de segunda generación, que actúan sobre la recaptación de los tres principales neurotransmisores que intervienen en la depresión, es decir, la serotonina, la dopamina o la noradrenalina, o de dos de ellas.

 

Estos últimos fármacos se encuentran entre los más recetados actualmente en psiquiatría. La mayoría de los antidepresivos son eficaces también en el tratamiento de los trastornos de ansiedad, frecuentemente asociados a las depresiones.

 

Algunos antidepresivos se usan también para el tratamiento de otras dolencias. Así, por ejemplo, los tricíclicos se recetan en caso de dolor neuropático y de dolor crónico, aunque el paciente no sufra depresión o ansiedad.

 

Para estos tratamientos se emplean dosis menores, y a menudo producen efectos más rápidos que otros medicamentos.

 

Funcionamiento

 

Para el funcionamiento normal del cerebro se necesitan substancias químicas cerebrales llamadas neurotransmisores. Los antidepresivos ayudan a las personas con depresión aumentando la disponibilidad de estas substancias químicas en el cerebro.

 

Tiempo de uso

 

Estos medicamentos normalmente se toman todos los días. Puede llevar hasta un mes de tiempo ver los efectos completos de tomar un antidepresivo. A veces es necesario probar diferentes tipos o distintas cantidades (dosis) para encontrar el que funciona mejor para usted.

 

Los antidepresivos típicamente se toman durante por lo menos seis (6) a 12 meses. En algunos casos, los pacientes y sus respectivos médicos pueden decidir que estos antidepresivos son necesarios por un tiempo más largo.

 

Diferencias y efectos secundarios

 

Los antidepresivos se asignan a grupos tomando como base las substancias químicas cerebrales sobre las cuales estos tienen efecto. Existen muchas clases de antidepresivos, entre ellos:

 

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, ISRS (SSRI en inglés)
Citalopram
Escitalopram
Fluoxetina
Paroxetina
Sertralina

 

Si una persona nunca antes tomó antidepresivos, el primer tipo de medicamento antidepresivo que el médico le recomendará es un ISRS. Estos medicamentos tienden a tener menos efectos secundarios que otros antidepresivos. Algunos de los efectos secundarios que pueden ser por causa de los ISRS son resequedad en la boca, náuseas, nerviosismo, insomnio (dificultad para conciliar el sueño), problemas sexuales y dolor de cabeza.

Heterocíclicos
Amitriptilina
Desipramina
Imipramina
Nortriptilina

 

Este tipo de antidepresivo es eficaz pero se usa con menos frecuencia porque los efectos secundarios a menudo son más graves. Los efectos secundarios comunes por causa de estos medicamentos incluyen resequedad en la boca, visión borrosa, estreñimiento, dificultad para orinar, empeoramiento de glaucoma, dificultad para pensar y cansancio.

 

Estos antidepresivos también pueden afectar la presión arterial y la frecuencia cardiaca de una persona. Generalmente no se recomiendan para pacientes de edad avanzada, personas con glaucoma ni hombres con agrandamiento de la próstata.

 

Inhibidores de recaptación de serotonina y norepinefrina, IRSN (SNRI en inglés)
Venlafaxina
Duloxetina

 

Estos medicamentos algunas veces se eligen porque no interfieren con otros medicamentos. Algunos efectos secundarios comunes por causa de estos medicamentos son náuseas (especialmente en las dos primeras semanas), pérdida del apetito, ansiedad y nerviosismo, dolor de cabeza, insomnio y cansancio.

 

También puede presentarse resequedad en la boca, estreñimiento, pérdida de peso, problemas sexuales, aumento de la frecuencia cardiaca y de los niveles de colesterol.

 

Inhibidores de recaptación de norepinefrina y dopamina, IRND (NDRI en inglés)

 

Bupropión

 

Este tipo de medicamento algunas veces se recomienda para personas que también padecen trastorno por déficit de atención e hiperactividad, adicción a la cocaína o a las que quieren dejar de fumar.

 

No debe tomar este tipo de medicamento si usted padece de un trastorno convulsivo o bulimia. Algunos de los efectos secundarios comunes en las personas que están tomando IRND son agitación, náuseas, dolor de cabeza, pérdida del apetito e insomnio. Sin embargo, este también es el tipo principal de medicamento antidepresivo que no tiene efecto secundario sobre la actividad sexual.

 

Inhibidores de monoaminooxidasa, IMAO (MAOI en inglés)

 

Los IMAO se usan con menos frecuencia que los otros antidepresivos. Estos pueden causar efectos secundarios graves, incluso debilidad, vértigo, dolores de cabeza y temblores.

 

Tomar al mismo tiempo un antidepresivo IMAO y otro antidepresivo o ciertos medicamentos, que no requieren receta, para resfriados y gripe puede causar una reacción peligrosa. Usted no debe tomar un IMAO a menos que usted comprenda claramente qué medicamentos y alimentos debe evitar.

 

Interacción

 

Los antidepresivos pueden tener efecto sobre muchos otros medicamentos.

 

Si usted va a tomar un antidepresivo, infórmele a su médico sobre todos los demás medicamentos que toma, incluso medicamentos que se obtienen sin receta médica y productos medicinales a base de hierbas como el hypericum ("St. John´s wort") también llamado hierba de San Juan.

 

Pregúntele a su médico y farmacéutico si alguno de sus medicamentos habituales le puede causar problemas al combinarlo con un antidepresivo.

 

Fuentes

 

Giovanni Jervis,José Luis González García. La depresión: dos enfoques complementarios. Editorial fundamentos, 2005.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios