Caries

Caries

La caries es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la destrucción de las proteínas de la dentina, los tejidos duros del diente, provocada por los ácidos producidos por las bacterias de la placa dental a partir de los hidratos de carbono de la dieta.
 

Si no es tratada, tras la destrucción del esmalte ataca a la dentina, las caries dentales alcanzan la pulpa dental produciendo su inflamación, pulpitis, y posterior necrosis (muerte).


El resultado final es la inflamación del área que rodea el ápice o extremo de la raíz, periodontitis apical, pudiendo llegar a ocasionar una celulitis o flemón.


Las caries dentales son uno de los trastornos más comunes. Suelen aparecer en los niños y en los adultos jóvenes, pero pueden afectar a cualquier persona y son la causa más importante de pérdida de los dientes en las personas más jóvenes.

 

Causas

  • Por las bacterias en la placa dental.
  • Debido a células de mucina.
  • Por el Streptococcus mutans.
  • Por una deficiente higiene bucal.
  • Comer alimentos azucarados con frecuencia.
  • Debido a defectos dentales.
  • Por un alto contenido de ácido o de bajo-fluoruro del medio ambiente.
  • Debido a una reducción del flujo salival.
  • Debido a fisuras o surcos en el esmalte.

 

Tipos de Caries

  • De la superficie lisa: Son aquellas de más lento desarrollo, constituyen el tipo evitable y reversible. Se inicia con un punto blanco en donde las bacterias disuelven el calcio del esmalte. Son más frecuentes entre los 20 y 30 años de edad.
  • De orificios y fisuras: Se presentan alrededor de los 10 años, principalmente, en los dientes permanentes. Suelen formarse en las angostas estrías de la superficie masticadora de los molares al lado de la mejilla. Este tipo de caries avanza rápidamente.
  • De raíz: Se presentan en la capa del tejido óseo que cubre la raíz. Afecta a personas mayores y de mediana edad. Se producen por la dificultad de limpiar las áreas de raíz y por el alto contenido de azúcar en la alimentación.
  • En el esmalte: Es de lento avance, pero después de penetrar la segunda capa del diente, la más suave y menos resistente denominada dentina, se extiende rápidamente.

 

Síntomas

  • Inflamación
  • Dolor agudo
  • Sensibilidad ante lo frío o caliente
  • Mal aliento

 

Qué sí

Cepillar los dientes.
Usar hilo dental.
Aplicar fluoruro en la pasta dental.
Ir a una limpieza dental con un odontólogo.
Realizar radiografías de todos los dientes.

Qué no

Ignorar los primeros síntomas de posible caries.
Seguir comiendo cosas dulces.
Evitar cambios de temperatura en los dientes.
Olvidar el cepillado antes de dormir
Auto medicarse ante el dolor.

 

Fuentes

César DÍez Cubas. Flúor y caries. Vison Net, 2005.

Diccionario de la Real Academia Española.

Encyclopedia Britannica.

The Merck Manual-Online Medical Library.