¿Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide?

¿Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide?

Entre los síntomas de la artritis reumatoide están la inflamación y dolor en las articulaciones. Cortesía: Getty

Bloque que muestra la firma del editor.

Una de cada 100 personas vive con esta enfermedad, afecta principalmente a las mujeres, ya que por cada 4, un hombre la padece. A fin de evitar que llegue a etapas avanzadas e incapacitantes es importante detectar a tiempo y conocer los síntomas de la artritis reumatoide.

 

En entrevista para Salud180, Lilia Andrade, especialista en reumatología, explica que la artritis reumatoide es una afección reumatológica que causa inflamación en las articulaciones del cuerpo, es decir, en las zonas en donde los huesos se unen entre sí.

 

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y progresiva; sus causas son desconocidas por lo que no tiene cura, solo se controla. Se presenta en la edad adulta, entre los 30 a 50 años, cuando las personas están en su etapa más productiva, trabajando y formando una familia.

 

Detecta los síntomas a tiempo

 

Cuando la artritis reumatoide se detecta a tiempo es controlable y los pacientes pueden gozar de una mejor calidad de vida al disminuir el dolor y aumentar la capacidad de movimiento.

 

Al respecto, Lilia Andrade explica que cuando una mujer de 30 años detecta a tiempo la enfermedad y recibe el tratamiento adecuado, va a tener la misma perspectiva de calidad de vida que cualquier persona sana, pero si no se trata, tiene 50% de riesgo de que en 10 años llegue a estar hasta en sillas de ruedas por lo progresivo que puede ser la enfermedad, ya que llega a ocasionar deformidades en las articulaciones manos, pies o rodillas.

 

Aunque la manifestación principal es la afectación en la articulación, cuando es grave, puede afectar otros órganos del cuerpo como el pulmón y corazón o al sistema nervioso. También llega a provocar sequedad de ojos, boca y piel.

 

Es importante saber que la artritis reumatoide se puede confundir con otros padecimientos porque hay muchos tipos y causas de dolor músculo-esquelético y articular. De las afecciones inflamatorias, la reumatoide es la más frecuente, a diferencia de la osteoartritis que ocurre en la gente mayor y no es tan progresiva, dolorosa o grave.

 

Por ello, ante cualquier señal de dolor e inflamación en las articulaciones, enrojecimiento, si notas que están calientes, te cuesta trabajo cualquier actividad que implique moverlas, si son signos persistentes lo recomendable es acudir con el médico para un diagnóstico más certero.

 

Tratamiento ideal

 

Actualmente existen tratamientos específicos, denominados modificadores de la enfermedad que evitan el daño en las articulaciones.

 

Lili Andrade agrega que hay alternativas para el tratamiento de esta enfermedad. Con medicamentos, terapia física y apoyo psicológico el paciente puede evitar el deterioro.

 

Dado que se desconocen las causas, hasta el momento no hay una manera de prevenir la artritis reumatoide. Lo recomendable es llevar una vida saludable, mantener el peso ideal, dieta balanceada, realizar ejercicio y evitar el tabaquismo, en caso de reconocer un síntoma acudir inmediatamente al médico.

 

Si ya se padece, la sugerencia es acudir con el médico de manera regular, apegarse al tratamiento y comentar con el doctor las mejores opciones. También es importante realizar ejercicio, recibir rehabilitación física, así como apoyo psicológico y social, todo depende de la etapa del mal.

 

Impacto emocional

 

Como es una enfermedad crónica que se caracterizan por intenso dolor y limitación física, hay implicaciones psicológicas. Los pacientes se deprimen, no quieren salir de casa, limitan su interacción familiar, recreativa, social, de pareja e incluso laboral.

 

El impacto emocional y psicológico de los pacientes es importante. Vivir todos los días con dolor, moverse con dificultad y ver cómo el cuerpo se va deformando progresivamente es causa de depresión, enojo y hasta llegan a sentirse incomprendidos”, afirma Andrade.

 

También el impacto es en lo laboral. Esta situación provoca ausencias al trabajo, que no se desempeñen como antes lo hacían, al grado de perder el empleo.

 

La relación de pareja se altera porque ante el dolor y limitación hay cambios en el estado de ánimo, humor, así como dificultad para la actividad sexual regular y pérdida de confianza.

 

Es importante saber que aún con esta enfermedad se puede tener una mejor calidad de vida. ¡Toma en cuenta los cuidados necesarios!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red