Dolor emocional que incapacita

Dolor emocional que incapacita

Bloque que muestra la firma del editor.

El dolor emocional es reflejo del malestar sicológico que surge a causa de cambios emocionales relacionados con un evento, circunstancia o suceso. Aunque no se considera una enfermedad llega a ser discapacitante.

 

Este tipo de dolor puede padecerlo cualquier persona, independientemente de su estado de salud, edad o género. Implica vivencias de una situación problemática, que de no ser atendida profesionalmente podría causar conflictos personales y sociales.

 

 

¿Cómo detectarlo?

 

Uno de los síntomas que se presentan cuando se sufre dolor emocional es la ansiedad, que es un recurso sicológico importante, ya que nos ayuda a mantener la salud, prevenir algunos riesgos, e identificar algún trastorno en el estado de ánimo.

 

Esta sensación funciona como una alarma interna que se activa haciéndonos sentir incómodos cuando identificamos una amenaza, si nos conocemos aprenderemos a detectarla y nos obligará a preguntarnos, ¿qué está pasando? Esto será de apoyo para saber que algo anda mal y darnos a la tarea de buscar atención.

 

Sin embargo, cuando sentimos esta alarma constantemente y no nos detenemos a identificar el problema, es común que vivamos irritables, tensos, nerviosos y preocupados sin tener clara la razón.

 

Cuando se presenta la ansiedad como un síntoma de malestar sicológico, pueden manifestarse alteraciones en el sueño, ya sea no poder dormir o hacerlo demasiado; cambios en la alimentación, como comer más que de costumbre o la falta del apetito.

 

También hay sudoración excesiva, necesidad de mover constantemente alguna parte del cuerpo, dificultades para concentrarse, o tener menos paciencia. Esto ocurre porque las condiciones que provocan malestar no han sido identificadas, o bien no se ha encontrado una solución.

 

Atención especializada, la opción ideal

 

Ya que detectamos que algo anda mal, lo mejor es buscar atención especializada, ya que si estas manifestaciones continúan la tendencia es que aumente su frecuencia e intensidad, lo cual incapacita a la persona en diferentes escenarios de su vida, por ejemplo en las relaciones sociales, de afecto y calidad de vida.

 

Esta atención y cuidado implica voltear a ver, escuchar y reconocer lo que sucede, y no es tarea sencilla, pues conlleva vencer temores, y tener claro el motivo del dolor, por ello, se necesita ayuda de un profesional en salud mental que esté certificado.

 

El especialista debe ser capaz de dar una explicación, plan de trabajo y pronóstico de recuperación, para que mediante una intervención oportuna y eficaz, acompañe en el proceso de resolver una crisis y por consecuencia, fortalecer la salud emocional. ¡Liberate de este dolor emocional que te incapacita!

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola