Higiene sexual para hombres y mujeres

Higiene sexual para hombres y mujeres

higiene sexual

Bloque que muestra la firma del editor.

Una buena higiene es imprescindible a la hora de practicar sexo con la pareja. Tanto el hombre como la mujer deben de limpiarse la vagina o los genitales de forma sistemática y rutinaria.

Antes de una relación sexual

Una limpieza suplementaria es aconsejable, pero no obligatoria, ya que algunas personas prefieren sentir el olor íntimo en vez del aroma a jabón. De hecho, los hombres suelen estar más excitados que las mujeres por los olores sexuales.

 

Aunque no se tengan planeado tener relaciones anales, esta limpieza íntima debe hacerse también. Es necesario secarse bien después de la limpieza puesto que la humedad puede provocar alguna infección.

 

La limpieza de las manos y de los dientes también se aconseja antes del acto sexual, puesto que durante los juegos previos, se ponen en contacto las manos y la boca con los órganos genitales de la pareja.

Después de…

El coito no es indispensable hacer una limpieza “a fondo”.

 

El lavado vaginal no sólo es ineficaz anticonceptivamente, sino altamente no recomendable, debido a que destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección.

 

Lo que si es muy aconsejable es ir al baño después del acto sexual, ya que el paso de la orina impide el desarrollo de las bacterias y puede ayudar a los hombres a prevenir la cistitis y la uretritis. Si tienes dificultades para hacerlo se recomienda tomar un vaso de agua.

Algunas mujeres, piensan que el esperma es “sucio”; sin saber que es absolutamente aséptico, es decir, estéril de hecho se puede pasar toda una noche con esta sustancia en la vulva sin repercusiones. El hombre, por su parte, también puede quedarse tranquilo;  las bacterias que provienen de la vagina no perjudican al sexo masculino.

 

atriunfar.net

 

En el caso de hacer el acto sexual durante la menstruación, es preferible realizar rápidamente una limpieza ya que la sangre es un medio favorable para el desarrollo de los microbios.

 

Para realizar una limpieza el agua con un poco de jabón es lo más práctico que existe, pero ¡cuidado!, no se debe utilizar con espermicidas locales, ya que al contacto con el agua estos productos se vuelven inactivos.

 

La higiene íntima es necesaria en los casos de micosis o piel sensible, o si el médico lo recomienda, pero en general se puede pasar unas horas sin necesidad de hacer una limpieza intima después del acto sexual.

 

No olvides que cualquier secreción extraña debe ser consultada con el médico. Finalmente, considera que procurar la higiene personal adecuada, es una manera más de mostrar afecto a uno mismo y a tu pareja.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red