Epilepsia en recién nacidos

Epilepsia en recién nacidos

La epilepsia puede aparecer en cualquier momento y en cualquier persona, incluso en un recién nacidos. Un daño cerebral prenatal puede producir crisis convulsivas en los primeros minutos de...
Epilepsia en recién nacidos

Bloque que muestra la firma del editor.

Lau Martínez | Colaboradora

Estudió periodismo y comunicación en la UNAM. Desde hace 6 años vive en Madrid y colabora como corresponsal en Salud180.com. Siguel@ en:

La epilepsia puede aparecer en cualquier momento y en cualquier persona, incluso en un recién nacidos. Un daño cerebral prenatal puede producir crisis convulsivas en los primeros minutos de vida de un bebé, aunque la ausencia de oxígeno en el cerebro suele ser una de las causas más frecuentes de convulsiones perinatales.

 

De acuerdo con la Fundación Educativa y Programa Internacional de Epilepsia, otros factores de riesgo que pueden provocar daño cerebral en la criatura son: la gran dimensión del feto (macrosomía), estrechez pélvica de la madre, cordón umbilical enredado al cuello, desprendimiento de la placenta, aplicación de fórceps y prematurez del recién nacido.

Un bebé prematuro está más predispuesto a una inadecuada oxigenación al nacer y durante los primeros días de vida. En opinión de los expertos, “la combinada inmadurez de los pulmones y, en especial, del sistema cerebral de inicio y mantenimiento de la ventilación (respiración), se potencian para incrementar diversas formas de daño cerebral. Por otro lado, los bebes prematuros tienen alta probabilidad de sufrir sangrado cerebral que puede ser de consecuencias fatales o conducir a una lesión neurológica severa. Esto derivará en parálisis cerebral y/o epilepsia catastrófica”.

 

 


El cerebro de un recién nacido y los factores externos

Según los investigadores del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral de Estados Unidos, el cerebro en desarrollo es vulnerable a muchos tipos de lesiones. Las infecciones maternas, una pobre nutrición y la carencia de oxígeno son algunas de las condiciones que pueden afectar el cerebro de un neonato.

 

Cerca de 20% de las crisis epilépticas en los niños se debe a parálisis cerebral o a otras anormalidades neurológicas. Las anormalidades en los genes que controlan el desarrollo también pueden contribuir a la aparición de la epilepsia. Las técnicas avanzadas de formación de imágenes del cerebro han revelado que algunos casos de epilepsia que ocurren sin causa aparente pueden estar asociados con áreas de displasia en el cerebro que probablemente se produjeron antes del nacimiento.

Aunque la epilepsia no tiene cura, la enfermedad suele desaparecer en algunas personas. Un estudio descubrió que niños con epilepsia idiopática o epilepsia de causa desconocida, tenían entre 68% y 92% de posibilidades de no sufrir convulsiones 20 años después de haber sido diagnosticados. Las probabilidades de quedar libre de crisis epilépticas no son tan buenas para los adultos o para los niños con síndromes epilépticos graves; no obstante, es posible que las crisis epilépticas puedan disminuir o hasta detenerse con el tiempo. Esto es más probable que ocurra si la epilepsia ha sido bien controlada con medicamentos o si la persona ha pasado por una cirugía para tratar la enfermedad.  

Si te gusta este tema, recibe las últimas noticias en tu correo electrónico de: epilepsia
Video recomendado

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión