Piercings generan infecciones

Piercings generan infecciones

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cinco de cada 10 jóvenes que se perforan cualquier parte del cuerpo, tienen una infección causada por bacterias, la cual genera pus, dolor y fiebre, pero, ¿por qué los piercings generan infecciones?/ Fuente: Photos,com

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cinco de cada 10 jóvenes que se perforan cualquier parte del cuerpo, tienen una infección causada por bacterias, la cual genera pus, dolor y fiebre, pero, ¿por qué los piercings generan infecciones?

 

Cuando se realizan perforaciones en el área genital (clítoris, labios mayores y menores) con la falsa idea de experimentar más placer, se favorece el desarrollo de infecciones como Virus del Papiloma Humano (VPH), hepatitis o el VIH/SIDA.

 

También te puede interesar: 1 de cada 12 mexicanos con hepatitis

 

La doctora Angélica Illescas, especialista en gineco-obstetricia, detalla que la entrada de estos virus se debe a la falta de seguridad del proceso, es decir, cuando no se tienen las medidas higiénicas o de esterilización correctas.

 

¡No reduzcas tu sensibilidad y protégete!

 

En tanto, otros especialistas señalan que los piercings en el área genital ocasionan pérdida de sensibilidad, irritación y daños en la piel, así como cambios en el flujo de la orina.

 

Por ello, es importante que antes de que las mujeres se realicen alguna perforación en la zona genital, analicen los pros y contras que podría tener la decisión y en cómo afectaría en su vida sexual.

 

También te puede interesar: 6 mitos sobre la sexualidad femenina

 

No obstante, si estás decidida en colocarte un piercing, lo mejor es que acudas a establecimientos que cumplan con los requisitos sanitarios establecidos por la autoridad correspondiente, elegir piezas nuevas elaboradas con material hipoalergénico, que tengan el empaque sellado.

 

Limpieza, básica para prevenir infecciones

 

Una vez que te hayan colocado el piercing, límpialo dos o tres veces al día durante seis semanas. Evita las relaciones sexuales durante el periodo de cicatrización y después no olvides utilizar condón en cada encuentro íntimo.

 

Además, tienes que reducir el uso de tangas, juguetes sexuales, espermaticidas y lubricantes porque pueden generar irritación en la piel

 

Finalmente, es básico tener una buena limpieza íntima, ya que la perforación es un foco de infección. Utiliza productos diseñados para la higiene íntima, elaborados a base de agua termal y ácido láctico, los cuales te ayudarán a prevenir la irritación, comezón y mal olor. Y tú, ¿te atreverías a realizarte un piercing en tus genitales?

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Sida?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola