4 notables diferencias de cómo viven su sexualidad hombres y mujeres

4 notables diferencias de cómo viven su sexualidad hombres y mujeres

Hay principalmente 4 diferencias de cómo viven la sexualidad los hombres y mujeres. Cortesía: Getty

Bloque que muestra la firma del editor.

De acuerdo con la Society for the Scientific Study of Sexuality, hay diversas creencias y estereotipos respecto cómo viven la sexualidad los hombres y mujeres. Incluso cuando se establecen diferencias, éstas varían según la edad y cultura.

 

Los hombres se masturban más, recurren a la pornografía, reaccionan a estímulos visuales y experimentan el deseo sexual de forma espontánea. Mientras que ellas actúan según las circunstancias, educación, religión, actitudes de sus padres y por factores culturales, afirma Lisa J. Cohen, profesora de Psiquiatría Clínica en Albert Einstein College of Medicine en Nueva York.

 

4 notables diferencias en ellos y ellas

 

Letitia Anne Peplau, investigadora del departamento de Psicología de la Universidad de California, afirma que hay, principalmente, cuatro importantes diferencias en cómo experimentan su vida sexual las mujeres y hombres.

 

1. Deseo. Los hombres muestran mayor deseo sexual que las mujeres. Hay estudios que afirman que ellos piensan en sexo 19 veces al día y ellas solamente 10. También difieren en cuánto a la frecuencia para sostener encuentros íntimos, el llamado “sexo fuerte” busca más momentos de placer. Además, ellos realizan sus fantasías e impulsos con más frecuencia.

 

2. Compromiso. Las mujeres son más propensas a "idealizar" la experiencia la relación sexual y se involucran emocional y sentimentalmente. Mientras que los hombres, por lo común, tienen a satisfacer su deseo sin afán de comprometerse.

 

3. Intensidad. Los hombres tienden buscar experiencias intensas y dominantes e individualista. Ellos buscan tener el control de la situación y sentir “dominio” sobre ellas. Esta actitud la demuestran desde que toman la iniciativa para tener la primera cita o encuentro sexual. Es decir, tienen un papel más activo para darle rienda suelta a su erotismo.

 

4. Inestabilidad. Las mujeres tienden a ser más inestables en la relación y a condicionar el sexo. Una gran diferencia se percibe tras una ruptura. Mientras ellas pueden pasar meses sin actividad sexual, los hombres muestran menos resistencia y recurren a la masturbación o  a buscar alguna pareja íntima.

 

Son numerosas las diferencias que se pueden citar respecto a cómo viven ellas y ellos su sexualidad, ya que estas abarcan pensamientos, sentimientos, fantasías y comportamientos. ¿Qué otras diferencias anotarías?

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola