4 errores comunes al hacer sexo oral

4 errores comunes al hacer sexo oral

Bloque que muestra la firma del editor.

En la intimidad de pareja el límite lo coloca la imaginación, ya que es un espacio donde los deseos y expresiones se mezclan para lograr un solo objetivo: el placer. Ejemplo de lo que se puede realizar es el sexo oral.

 

De acuerdo a una encuesta realizada por la Universidad de Alberta en Canadá, tres de cada 10 mujeres que participaron, aseguran que cuando realizan felación a su compañero se sienten poderosas y sensuales.

 

También te puede interesar: ¿Sexo oral automatizado? 

 

¡Todo tiene su chiste!

 

Para el experto Brea Malacad, las mujeres asocian el coito y sexo oral con emociones positivas, lo que sugiere que la mayoría encuentra atractiva esta práctica. Sin embargo, ¿qué también lo sabes hacer?

 

Aquí te presentamos, con información de la experta en sexualidad Agueda Conesa, 4 errores comunes al hacer sexo oral.

 

1. Cuidado con tu técnica. Jamás se te ocurra dar un soplido por minúsculo que sea en el agujerito de la punta del glande, lo que puedes conseguir es que contraiga una posible infección.

 

2. Acaricia con la lengua. No creas que por succionar el pene le darás más placer, al contrario creas una bomba de vacío con la boca que hace que aumente la afluencia de sangre con lo cual logras una erección rígida y dolorosa.

 

3. No sabes cómo empezar. No olvides estimular el frenillo, que es la parte más sensible del pene. Tampoco le aburras con los mismos movimientos. Usa la imaginación.

 

4. Al final. Tras la eyaculación mejor no sigas lamiendo el glande, para tu pareja puede ser doloroso.

 

Recuerda que nada en la sexualidad es malo, siempre que exista respeto y confianza entre ustedes. ¡Inténtalo  siempre usando protección!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Placer?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola