Vello púbico

Vello púbico

Pelo suave, corto y fino localizado en determinadas áreas del cuerpo adulto (ej: en los genitales)

 

El vello púbico es aquél que crece en la zona genital, la entrepierna y a veces en el extremo superior de los muslos.

 

Aunque ya desde la infancia existe vello en el área mencionada, el término suele utilizarse para señalar el que se desarrolla en la pubertad, que es más largo y grueso, como respuesta al aumento de andrógenos en la piel de la zona del aparato genital, por lo que constituye parte del vello androgénico.

 

Antes de la pubertad, los genitales, tanto los femeninos como los masculinos, tienen un vello muy fino. Como consecuencia del incremento en el nivel de andrógenos cuando comienza la misma aparecen vellos más gruesos, a menudo rizados, con un crecimiento más rápido.

 

El cambio en los folículos es relativamente abrupto, aunque el área donde crece vello androgénico se extiende gradualmente durante varios años.

 

Mujeres

 

En la mayoría de las mujeres, el vello púbico aparece primero sobre el borde de los labios mayores, y luego se esparce al pubis en los dos años siguientes.

 

Unos tres años después de entrada en la pubertad (aproximadamente cuando se produce la menarquía, primer ciclo menstrual, en la mayoría de las mujeres), el triángulo púbico está densamente cubierto.

 

Luego de otros dos años el vello crece en la parte del muslo cercana al pubis en la mayoría de las mujeres jóvenes, y a veces una pequeña cantidad crece hacia arriba en forma lineal hasta llegar al ombligo.

 

Hombres

 

En los varones, el vello crece primero en la parte superior de la base del pene. En un año se extiende alrededor de ésta; en tres o cuatro años cubre todo el pubis; y en cinco, se esparce por la zona del muslo superior y llega al ombligo.

 

En otras áreas de la piel que son similarmente sensibles a los andrógenos, aunque un poco menos, el vello crece un tanto más tarde.

 

En orden aproximado según su sensibilidad a los andrógenos y el momento de aparición de vello, esas zonas son las axilas, el área perianal, el labio superior, zonas preauriculares (patillas), pezones, parte media del pecho, cuello debajo de la barbilla, zonas restantes del pecho y del área en la que crece la barba (también en las mujeres), espalda y nalgas.

 

Existen diferencias notorias en la capacidad de crecimiento de vello en respuesta a los andrógenos entre el cuerpo masculino y el femenino.

 

El dimorfismo sexual en la distribución del vello se debe principalmente a diferencias en los niveles de andrógenos alcanzados en la madurez sexual. Las características del vello púbico son diferentes entre las personas.

 

En algunos es más grueso y denso, mientras que en otros está más esparcido y es más fino. El color del vello púbico y del axilar puede variar considerablemente con el del cabello.

 

En la mayoría de las personas los dos primeros son más oscuros, aunque pueden no serlo. En muchos hombres, el color del vello púbico es similar al de la barba, el cual también puede ser muy diferente al del cabello.

 

En la mayoría de las mujeres, la zona donde crece vello púbico es triangular y coincide bastante con el monte de Venus, mientras que en los varones es muy frecuente que se extienda hasta el ombligo.

 

Al igual que el vello axilar, el púbico crece en una zona en la que existe una gran concentración de glándulas sebáceas.

 

Fuentes

 

Equipo Staff, Diccionario Médico, Editorial Masson, Edición 1998, pág. 717
Lynda Madaras, Area Madaras. ¿Que pasa en mi cuerpo? El libro para muchachas: La guía de mayor venta sobre el desarrollo escrita para adolescentes y preadolescentes, 2011.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios