Várices esofágicas sangrantes

Várices esofágicas sangrantes

Son venas muy hinchadas en las paredes de la parte inferior del esófago (el conducto que conecta la garganta con el estómago) que comienzan a sangrar.

 

La cicatrización (cirrosis) del hígado es la causa más común de várices esofágicas; esta cicatrización impide que la sangre fluya a través del hígado. Como resultado, hay más flujo de sangre a través de las venas del esófago.

 

Este flujo sanguíneo extra provoca que las venas en el esófago se hinchen hacia afuera. Si estas venas se rompen, pueden causar sangrado profuso. Las venas hinchadas (várices) también se pueden presentar en la parte superior del estómago.

 

Las indicaciones de cirugía en la hemorragia por varices esofágicas sangrantes quedan restringidas a: a) hemorragia incontrolada durante el curso inicial de la escleroterapia; b) hemorragia recurrente que ponga en peligro la vida del enfermo, c) hemorragia de varices ectópicas no accesibles a la escleroterapia, d) hemorragia incontrolable de una ulceración esofágica secundaria a la escleroterapia y d) hiperesplenismo severo y sintomático. 

 

Fuentes

 

Santiago Tamames Escobar, C. Martínez Ramos. Cirugía: Aparato digestivo, aparato circulatorio, aparato respiratorio. Editorial Médica Panamericana, 2000.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios