Tiroides

Tiroides

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa situada justo debajo de la nuez de Adán y sobre el esternón, en el cuello. La tiroides juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento del organismo, regulando su metabolismo y la acción de sus órganos.

 

El tiroides segrega dos hormonas, la tiroxina o T4 y la triyodotironina o T3. La secreción de estas hormonas está controlada a su vez por otra hormona sintetizada por la hipófisis llamada TSH u hormona estimulante del tiroides.

 

Así, cuando los niveles sanguíneos de T4 y/o T3 disminuyen, la TSH estimula la tiroides para que secrete más T4 y T3, y cuando estas hormonas alcanzan una cierta concentración sanguínea, se inhibe la TSH y se detiene la síntesis de ambas hormonas tiroideas.

 

La tiroides tiene la forma de una mariposa, de color gris rosada y está compuesta por dos lóbulos que asemejan las alas de una mariposa, un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo conectados por el istmo.

 

La glándula está situada en la parte frontal del cuello a la altura de las vértebras C5 y T1, junto al cartílago tiroides, yace sobre la tráquea que rodea hasta alcanzar posteriormente al esófago y está cubierta por la musculatura pretiroidea, el músculo platisma (antiguamente llamado músculo cutáneo) del cuello, el tejido subcutáneo y la piel.

 

Durante el proceso de la deglución, la glándula tiroides se mueve, perdiendo su relación con las vértebras. La tiroides está recubierta por una vaina aponeurótica denominada cápsula de la glándula tiroides que ayuda a mantener la glándula en su posición.

 

La porción más externa de la cápsula de la tiroides se continúa con la aponeurosis cervical y hacia atrás con la vaina carotídea.

 

La glándula tiroides es recubierta en su cara anterior por los músculos infrahioideos y lateralmente por el músculo esternocleidomastoideo.

 

Por su cara posterior, la glándula está fijada a los cartílagos tiroides y traqueal y el músculo cricofaríngeo por medio de un engrosamiento de la aponeurosis que forma el ligamento suspensorio de Berry.

 

Hipotiroidismo e hipertiroidismo

 

Una de las principales características de la glándula tiroides es que contiene yodo, mineral necesario para la producción de hormonas, pero su exceso puede detonar las enfermedades conocidas como hipotiroidismo e hipertiroidismo.

 

El hipertiroidismo se presenta cuando la glándula tiroides funciona más de lo necesario, lo que genera disminución de peso corporal. 

 

En tanto, el hipotiroidismo se registra cuando la glándula tiroides funciona menos de lo necesario, lo que ocasiona un aumento de peso, y en ocasiones, sobrepeso, por la desequilibrio hormonal que experimenta el cuerpo.
 

Ambas enfermedades de la glándula tiroides se controlan con medicamentos, cuya función es disminuir la producción de las hormonas tiroideas.

 

Fuentes

Henry M. Kronenberg. Williams Tratado de Endocrinología. Elsevier Saunders, 2009.
Víctor M. Arce, Pablo F. Catalina, Federico Mallo. Endocrinología. Universidad de Santiago de Compostela. Universidad de Vigo, 2006.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios