Shock séptico

Shock séptico

El choque séptico o shock séptico es un estado anormal grave del organismo en el cual existe hipotensión prolongada por cierto período, generalmente dos horas o más, causada por una disminución de la perfusión tisular y el suministro de oxígeno como consecuencia de una infección y la sepsis que de ella resulta, aunque el microorganismo causal esté localizado por todo el cuerpo de manera sistémica o en un solo órgano, o sitio del cuerpo.

 

Por lo general, requiere el uso de drogas vasoactivas para incrementar la presión arterial a pesar de haberse realizado una restauración adecuada de volumen corporal de la víctima.

 

La sepsis grave que presenta al menos uno de los siguientes criterios: Hipotensión (<60mmHg o <80mmHg si es hipertenso) que no responde al aporte de líquidos y que requiere del empleo de medicinas vasoactivas para poder mantener la presión.

 

Un choque séptico puede causar el síndrome de disfunción multiorgánica, conocida anteriormente como falla múltiorgánica, y la muerte. Sus víctimas más frecuentes son los niños, las personas inmunodeprimidas y los ancianos, ya que su sistema inmunitario no puede hacer frente a la infección de la forma más eficaz, como en los adultos sanos. La tasa de mortalidad por shock séptico es aproximadamente de 50%.

 

Fuentes

 

Miguel Rivas Jiménez. Manual de Urgencias. 2a ed. Editorial Médica Panamericana, 2010.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios