Ileitis

Ileitis

La inflamación del intestino delgado, a lo que denominamos enteritis, cuando afecta a la zona ileal, conforma un síndrome clínico frecuente en la práctica médica e importante, por las dificultades diagnósticas que llevan en no pocos casos a intervenciones quirúrgicas evitables y en otras ocasiones pueden simular a la enfermedad de Crohn.

 

Es conveniente que gastroenterólogos y cirujanos conozcan aquellas patologías que pueden provocar alteraciones inflamatorias del íleon terminal para poder identificarlas y tratarlas de forma adecuada.

 

La ileitis inflamatoria suele presentarse como un dolor abdominal crónico, a menudo de carácter cólico y desencadenado con la ingesta o con los movimientos o deambular (por tracción del meso), que en ocasiones se acompaña de diarrea; o masa abdominal palpable.

 

Cada vez con mayor frecuencia nos encontramos cuadros pseudoapendiculares, suboclusiones intestinales o íleos, y son más raras la hemorragia digestiva, perforación, absceso intraabdominal o fístulas como primera manifestación. La presencia de manifestaciones extradigestivas no es rara en determinadas ileitis infecciosas.

 

El diagnóstico sindrómico de ileitis pueden sospecharse con los datos semiológicos y la exploración pero en la práctica han de establecerse en base a la presunción ecográfica o de la Tomografía Axial Computarizada (TAC), que muestran engrosamiento de la pared del íleon, rarefacción del mesenterio, liquido libre intra-abdominal o colecciones.

 

Otras veces es a partir de un hallazgo laparotómico por sospecha de patología quirúrgica, o bien con la ileoscopia o enteroclisis de intestino delgado.

 

Fuentes

 

Martin H. Floch. Netter.Gastroenterología. Masson ,2006.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios