Hipotermia

Hipotermia

Ocurre cuando la temperatura del cuerpo es inferior a 36oC. Entre las personas con mayores probabilidades de experimentar hipotermia están aquellas que estén:

  • Muy ancianas o muy jóvenes
  • Padeciendo una enfermedad crónica, en especial quienes sufren de problemas circulatorios o cardiacos
  • Desnutridas
  • Excesivamente cansadas
  • Bajo los efectos de alcohol o drogas

 

Etiología (Causas y factores de riesgo)

 

La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar y generalmente es causada por una prolongada exposición al frío.

 

Las causas más comunes son:

  • Permanecer al aire libre durante el invierno sin protegerse con la suficiente ropa adecuada.
  • Caer de una embarcación en aguas frías.
  • Usar ropas húmedas por mucho tiempo cuando hay viento o hace mucho frío.
  • Hacer esfuerzos agotadores o no ingerir alimentos o bebidas suficientes en climas fríos.

 

Manifestaciones clínicas (signos y síntomas)

 

A medida que las personas desarrollan hipotermia, sus habilidades para pensar y moverse a menudo se van perdiendo lentamente.

 

De hecho, es posible que incluso no sean conscientes de la necesidad de tratamiento de emergencia. Una persona con hipotermia tiene la probabilidad igualmente de sufrir congelación.

 

Los signos y síntomas abarcan:

  • Somnolencia
  • Debilidad y pérdida de coordinación
  • Piel pálida y fría
  • Confusión
  • Temblor incontrolable (aunque con temperaturas corporales extremadamente bajas el temblor puede cesar)
  • Frecuencia cardíaca y respiratoria lentas

 

Sin tratamiento oportuno, se puede presentar letargo, paro cardiaco, shock y coma. La hipotermia puede ser mortal.

 

Primeros auxilios

 

Si se presenta cualquier síntoma de hipotermia, especialmente confusión o cambios en el estado mental, llame de inmediato al número local de emergencias (como el 066 desde la Ciudad de México)

 

Si la persona está inconsciente, examine las vías respiratorias, la respiración y la circulación. Comience a dar respiración boca a boca o RCP si es necesario. Si la víctima está respirando a un ritmo de menos de seis respiraciones por minuto, comience a darle respiración boca a boca

 

Lleve a la persona a un área con temperatura ambiente y cúbrala con mantas calientes. Si no es posible ir hasta un sitio cubierto, retirar a la persona del viento y use una manta para aislarla del suelo frío.

 

Cubra la cabeza y el cuello de la persona para ayudar a retener el calor corporal. Una vez dentro, quítele las ropas húmedas o ajustadas y reemplácelas por ropas secas.

 

Caliente a la persona. De ser necesario, emplee el cuerpo suyo para ayudarla a calentarse. Aplique compresas tibias en el cuello, la pared torácica y la ingle.

 

Si la víctima está despierta y puede tragar con facilidad, bríndele líquidos dulces y calientes, no alcohólicos, para ayudar con el proceso de calentamiento. Permanezca con la persona hasta que llegue la ayuda médica.

 

NO suponga que una persona que se encuentra acostada e inmóvil en el frío ya está muerta. NO use calor directo, como agua caliente, almohadillas eléctricas ni lámparas de calor para calentar a la persona. NO le de alcohol.

 

Llame al número local de emergencias (desde la Ciudad de México, marque al 066) en cualquier momento que sospeche que alguien sufre de hipotermia. Adminístrele los primeros auxilios mientras espera la ayuda de emergencia.

 

Prevención

 

Antes de pasar un tiempo expuesto al frío al aire libre, NO consuma alcohol ni fume. Tome mucho líquido, consuma alimentos apropiados y descanse lo necesario.

 

Use prendas de vestir adecuadas en temperaturas frías para proteger el cuerpo, como las siguientes:

  • Mitones (no guantes)
  • Varias capas de ropa impermeable y rompeviento
  • Dos pares de medias (evite el algodón)
  • Una bufanda y un sombrero que cubra hasta las orejas, para evitar la pérdida considerable de calor a través de la parte superior de la cabeza
  • Evite temperaturas extremadamente frías, especialmente con fuertes vientos
  • No use ropas húmedas
  • Evite mala circulación que es más probable que se presente debido a la edad, el uso de ropas o botas muy ajustadas, posiciones que producen calambres, fatiga, ciertos medicamentos, consumo de tabaco y alcohol

 

Si tiene diabetes o problemas circulatorios, acuda al médico regularmente y mantenga buenos hábitos de salud para reducir el riesgo de complicaciones vasculares que pueden ponerlo en riesgo de sufrir hipotermia.

 

Fuentes

 

Shoemaker, Ake (dir.) Grenvik. Tratado de Medicina Crítica y Terapia Intensiva. 4ª ed. Editorial Médica Panamericana, 2002.
Francisco Ruza. Cuidados intensivos pediátricos. 3ª ed. Vol. II. Ediciones Norma-Capitel, 2002.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios