Hipotensión

Hipotensión

La presión arterial baja, o hipotensión, ocurre cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardiaco es mucho más baja de lo usual, lo cual significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre.

Etiología (Causas y factores de riesgo)
 

La presión arterial que es baja e inconstante para una persona puede ser normal para otra. El factor más importante es cómo la presión arterial cambia a partir de la condición normal.
 

La mayoría de las presiones arteriales normales están en el rango de 90/60 milímetros de mercurio (mmHg) hasta 130/80 mmHg pero una caída significativa, incluso de sólo 20 mmHg puede ocasionar problemas para algunas personas.
 

Hay tres tipos principales de hipotensión arterial:

  • Hipotensión ortostática, incluyendo hipotensión ortostática posprandial
  • Hipotensión mediada neuralmente (NMH por sus siglas en inglés)
  • Hipotensión severa producida por una pérdida súbita de sangre (shock)
     

La hipotensión ortostática neurogénica es un trastorno que produce una caída importante de la presión arterial en respuesta al cambio de postura. Este trastorno también puede ser causado por trastornos del sistema nervioso central, neuropatías periféricas y por algunos medicamentos.

 

La hipotensión ortostática, generalmente pasa de estar acostado a estar parado, y usualmente dura sólo unos pocos segundos o minutos.

 

Si este tipo de hipotensión ocurre después de comer, se denomina hipotensión ortostática posprandial y afecta más comúnmente a los adultos mayores, a aquellos con presión arterial alta y personas con mal de Parkinson.
 

La hipotensión mediada neuralmente afecta con más frecuencia a adultos jóvenes y niños y ocurre cuando una persona ha estado de pie por mucho tiempo. Los niños generalmente superan este tipo de hipotensión con el tiempo.
 

La presión arterial baja comúnmente es causada por fármacos como las siguientes:

  • Alcohol
  • Ansiolíticos
  • Ciertos antidepresivos
  • Diuréticos
  • Medicamentos para el corazón, incluyendo medicamentos para la presión arterial alta y cardiopatía coronaria
  • Medicamentos utilizados para cirugía
  • Analgésicos
     

Otras causas de presión arterial baja incluyen las siguientes:

  • Diabetes avanzada
  • Anafilaxia (respuesta alérgica potencialmente mortal)
  • Cambios en el ritmo cardiaco (arritmias)
  • Deshidratación
  • Desmayo
  • Ataque cardiaco
  • Insuficiencia cardiaca
  • Shock (ocasionado por infección grave, accidente cerebrovascular, anafilaxia, ataque cardiaco o trauma mayor)
     

Manifestaciones clínicas (signos y síntomas)
 

Los síntomas pueden abarcar:

  • Visión borrosa
  • Confusión
  • Vértigo
  • Desmayo (síncope)
  • Mareo
  • Somnolencia
  • Debilidad
     

Diagnóstico (Pruebas y exámenes)
 

El médico lo examinará y tratará de determinar lo que está causando la presión arterial baja. Se vigilarán los signos vitales (temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y presión arterial) con frecuencia. Quizá necesite permanecer en el hospital por un tiempo.
 

El médico hará preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuál es su presión arterial normal?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Ha estado comiendo y bebiendo normalmente?
  • ¿Hay antecedentes recientes de enfermedad, accidente o lesión?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?
  • ¿Se desmayó o disminuyó su lucidez mental?
  • ¿Se desmaya o presenta mareos al pararse o sentarse después de estar acostado?
     

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

  • Hemocultivos para verificar la presencia de infección
  • Conteo sanguíneo completo ( CSC) y otros exámenes de sangre, como fórmula leucocitaria
  • ECG
  • Análisis de orina
  • Radiografía del abdomen
  • Radiografía del tórax
     

Tratamiento
 

La hipotensión en una persona sana que no causa ningún problema generalmente no requiere tratamiento.
 

Si usted tiene signos o síntomas de presión arterial baja, quizá necesite tratamiento, el cual dependerá de la causa de ésta. La hipotensión severa causada por un shock es una emergencia médica.

 

A usted se le puede administrar sangre por vía intravenosa, medicamentos para incrementar la presión arterial y mejorar la fuerza cardíaca, al igual que otros medicamentos, como antibióticos. Para mayor información, ver el artículo sobre shock.
 

Si presenta hipotensión ortostática causada por medicamentos, el médico puede cambiar la dosis o cambiar a un medicamento diferente.

 

NO deje de tomar ningún medicamento antes de consultarlo con el médico.

 

Otros tratamientos para la hipotensión ortostática abarcan el incremento de los líquidos para tratar la deshidratación o usar medias elásticas para elevar la presión arterial en la parte inferior del cuerpo.
 

Aquellas personas con hipotensión mediada neuralmente deben evitar los desencadenantes, como permanecer de pie por un período prolongado.

 

Otros tratamientos abarcan tomar mucho líquido e incrementar la cantidad de sal en la dieta (Se le debe preguntar al médico acerca de las recomendaciones específicas).

 

En los casos graves, se pueden prescribir medicamentos como fludrocortisona.

 

Manejo en el hogar u oficina


Cuando tenga síntomas de una caída en la presión arterial, debe sentarse o acostarse inmediatamente o levantar los pies por encima del nivel del corazón.


Si la presión arterial baja hace que una persona se desmaye (quede inconsciente), busque tratamiento médico inmediato o llame al número local de emergencias (como 911 en los Estados Unidos). Si la persona no está respirando o no tiene pulso, inicie la RCP.


Llame al médico inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Heces oscuras o de color marrón
  • Dolor torácico
  • Vértigo o mareo
  • Desmayos
  • Fiebre superior a 101º F (38,3º C)
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Dificultad respiratoria


Igualmente llame al médico si tiene:

  • Ardor al orinar u otros síntomas urinarios
  • Tos con flema
  • Incapacidad para comer o beber
  • Diarrea o vómitos prolongados
     

Expectativas (Pronóstico)
 

La presión arterial baja generalmente se puede tratar de manera efectiva.
 

Complicaciones
• Shock
• Lesión por caídas debido a los desmayos
 

Las caídas son particularmente peligrosas para los adultos mayores. Las lesiones relacionadas con caídas, como una fractura de cadera, pueden tener un impacto dramático en la calidad de vida de una persona.
 

La hipotensión severa priva al cuerpo de oxígeno, lo cual le causa daño al corazón, el cerebro y otros órganos. Este tipo de hipotensión puede ser potencialmente mortal si no se trata de inmediato.

Prevención

 

Si usted tiene hipotensión arterial, el médico puede recomendarle ciertas medidas para prevenir o reducir los síntomas, lo cual puede abarcar:

  • Evitar el alcohol
  • Evitar permanecer de pie por mucho tiempo (si presenta hipotensión mediada neuralmente)
  • Tomar mucho líquido
  • Incorporarse lentamente después de estar sentado o acostado
  • Usar medias de compresión para incrementar la presión arterial en las piernas

Fuentes

 

Willis Hurst J. Medicina para la práctica clínica. 4ª ed. Editorial médica panamericana, 1996.
Dámaso Crespo Santiago. Biogerontología. Universidad de Cantabria; textos universitarios, 2006. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios