Diabetes Tipo 1

Diabetes Tipo 1

Para funcionar correctamente, nuestro cuerpo necesita combustible. La glucosa (azúcar) es el combustible que nuestras células utilizan para producir energía.

 

Para procesar el azúcar que ingerimos en diversos alimentos, nuestro cuerpo produce insulina. La insulina es la hormona producida por las células beta, grupos de células del páncreas (un órgano ubicado en la parte superior del abdomen).

 

Causas y factores de riesgo

 

El proceso de desarrollo de la diabetes tipo 1 es gradual, pudiendo ser necesarios varios años antes de que se manifieste clínicamente.

 

La enfermedad se desarrolla por el ataque del sistema inmune contra las propias células beta del páncreas, encargadas de producir la insulina. Este proceso parece tener varias etapas:

 

1. Hay, primero, una susceptibilidad o predisposición genética, en la que parece haber implicados varios genes.

 

2. Además, parece necesario que ocurra un factor desencadenante ambiental (infección viral, estrés, toxinas, etc.), tras el cual, aparece el proceso inmunitario frente a las propias células beta, que son destruidas.

 

3. La reacción inmunitaria está mediada por anticuerpos (reacción humoral) y células (reacción celular), habiéndose detectado autoanticuerpos frente a proteínas presentes en la superficie de las células beta, como la descarboxilasa del ácido glutámico (GAD), que es similar a una proteína del virus Coxsackie B, potencialmente implicado en el desarrollo de la diabetes.

 

Otros anticuerpos incluyen los IA2, dirigidos contra una fosfatasa presente en el interior de las células beta, y anticuerpos contra la propia insulina.

 

Estos anticuerpos pueden ser detectados en el suero de los pacientes meses y años antes del desarrollo de la enfermedad, y se han convertido en marcadores de un estado conocido como prediabetes.

 

En la diabetes tipo 1, las células beta del páncreas no pueden producir insulina debido a una enfermedad autoinmunitaria. Esto significa que el sistema inmunitario del cuerpo produce autoanticuerpos que atacan y destruyen las células pancreáticas beta.

 

Por lo tanto, en este tipo de diabetes la destrucción de células beta del páncreas, generalmente produce una deficiencia absoluta de insulina.

 

 

Síntomas

 

 

Los síntomas que pueden permitir sospechar en diabetes tipo 1 son:

  • Mucha sed (polidipsia)
  • Micción frecuente (poliuria)
  • Aumento del apetito (polifagia)
  • Pérdida de peso
  • Crecimiento infantil deficiente
  • Nivel alto de glucosa en sangre

 

La diabetes tipo I puede ocurrir a cualquier edad; sin embargo, se diagnostica en muchos pacientes antes de los 20 años.

 

Dado que, por lo general, la diabetes tipo 1 comienza en la infancia, a veces se la denomina diabetes juvenil. Es una enfermedad grave que no tiene cura, pero puede tratarse y controlarse.

 

 

 

Fuentes

 

La revista de la American Medical Association. Información para el paciente. JAMA;2007,298(12):1472.
Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-1994, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios