Apnea del sueño

Apnea del sueño

Es una enfermedad recientemente identificada y que afecta la capacidad de respirar durante el sueño. Las personas con apnea son roncadores crónicos que dejan de respirar por periodos breves en múltiples ocasiones mientras duermen.

 

Cuando la lengua se succiona completamente contra el fondo de la garganta, la vía aérea se tapa y la respiración cesa. Cuando esto sucede, mientras más fuerte trate el roncador de respirar, más apretado se torna el sello en la garganta.

 

La obstrucción de la vía respiratoria no se destapa hasta que el nivel de oxígeno en el cerebro disminuye lo suficiente como para despertar al durmiente. La lengua entonces regresa a una posición más normal y el sellado de la vía respiratoria se interrumpe, usualmente con sonido de sofocamiento o ahogo.

 

La apnea obstructiva es un desorden serio y crónico, no se cura pero se puede controlar. Como resultado de la falta de aire la persona afectada se despierta total o parcialmente varias veces en el transcurso de la noche, afectando también el descanso nocturno. Es muy importante su diagnóstico a tiempo y un tratamiento adecuado.

 

Etiología (Causas y factores de riesgo)

 

El ronquido se produce por una vía aérea estrecha. Esto sucede porque el aire viaja más rápidamente por un tubo delgado que por uno ancho. Este aire que pasa con rapidez causa que los tejidos blandos de la garganta (amígdalas, paladar blando y úvula) vibren.

 

Es esta vibración la que produce el ruido del ronquido.

 

Los ronquidos son un fenómeno acompañante que puede contribuir a agravar la apnea del sueño, pero en ningún caso la produce. El ronquido por sí mismo puede ser inocuo, sin embargo puede transformarse en, o ser un síntoma de apnea obstructiva del sueño.

 

Recientemente se ha demostrado que 34% de las personas roncan, 19% lo hacen diario o casi a diario. La apnea se presenta en 9% de los hombres y en 4% de las mujeres, siendo más frecuente conforme avanza la edad.

 

El ronquido habitual (más de 4 veces por semana) es el primer indicador de un desorden mayor. Este problema se hace más común en personas mayores de 45 años.

 

Manifestaciones clínicas (Signos y síntomas)

 

  • Roncar habitualmente
  • Excesiva somnolencia diurna
  • Dolores de cabeza por las mañanas
  • Dificultad para levantarse por las mañanas
  • Falta de concentración y memoria
  • Baja de rendimiento en el trabajo
  • Pérdida o disminución del interés sexual
  • Garganta seca al despertar
  • Si usted presenta algunos de estos síntomas, consulte a su médico o a un otorrinolaringólogo para que lo orienten adecuadamente.

 

Fuentes

 

Diccionario de Medicina. Editorial Complutense, 2001.

Segatore Luigi, Poli Gianangelo. Diccionario médico Teide. Editorial Teide, 1983.

Friedman, M. Apnea del sueño y roncopatía. Tratamiento médico y quirúrgico. Elsevier Espanaña S.L., 2009.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios