Anorexia

Anorexia

La anorexia es una trastorno de la conducta alimenticia (TCA) de origen emocional que se caracteriza por temor obsesivo a subir de peso, caquexia, amenorrea y distorsión de la imagen corporal que se traduce en rechazo al alimento. Es más frecuente en mujeres jóvenes.

 

La distorción de la imagen corporal en la anorexia incluye una alteración de la percepción del propio peso y la forma del cuerpo.

 

Por lo general, consideran sus cuerpos demacrados y poco atractivos, incluso se pueden ver con obesidad; a pesar de sufrir desnutrición, por lo que llevan una dieta severamente restringida y rígida, para evitar ganar peso.

 

Las personas que tienen anoraxia nerviosa muestran una falta anormal de ganas de comer, dentro de un cuadro depresivo; se presenta, por lo general en mujeres adolescentes y jóvenes; puede ser muy grave.

 

Una persona con anorexia nerviosa, normalmente no pesa más del 85 % del peso esperado para la edad, la altura y el sexo de dicha persona, y en algunos casos mucho menos.

 

Causas y factores de riesgo

 

Los factores de riesgo que fevorecen el desarrollo de este trastorno son similares a los de cualquier problema de salud mental e incluyen:

  • Autoestima baja, debilidad emocional, pensamiento negativo, pocas destrezas sociales y de resolución de problemas, habilidades deficientes para el manejo del estrés y sentimientos de control.
  • Menarca a edad temprana, que comienza con una insatisfacción por la apariencia corporal.
  • Trastorno psiquiátrico en los padres.
  • Colaboran los problemas familiares y los conflictos sexuales en una persona suceptible.

Los grupos blanco para realizar la búsqueda, deben incluir:

  • Mujeres jóvenes con bajo índice de masa corporal (IMC) comparado con la edad.
  • Pacientes que acuden a consulta con preocupación relativa al peso y que no presentan sobrepeso ni obesidad.
  • Mujeres con problemas menstruales o amenorrea.
  • Pacientes con signos físicos de desnutrición o con varios episodios de vómito y pacientes con bajo peso.
  • Profesiones como bailarinas de ballet, atletas, estudiantes de modelaje y culinaria.
  • Niñas, adolescentes y mujeres jóvenes que están mostrando malos hábitos alimenticios.

Síntomas

 

Las señales de alarma para sospechar de un posible trastorno de la alimentación incluyen:

  • Restringuir la ingesta de alimentos.
  • Realizar dietas muy severas.
  • Restringir la comida poco a popo llegando incluso a comer extremadamente poco.
  • Evitar como ciertos alimentos por ser considerados "prohibidos".
  • Rituales obsesivos en la alimentación.
  • Desmenuzar los alimentos en porciones excesivamente pequeñas.
  • Saborear el alimento lentamente, con el fin de haber ingerido una escasa cantidad del mismo en el lapso de tiempo asignado a la comida.
  • Preparar comida para otras personas con el objeto de "llenarse visualmente".
  • Control de las calorías ingeridas.
  • Memorizar la cantidad de calicalorias de cada alimento según las tablas.
  • Escudriñar los envases.
  • Utilizar calculadora para calcular las kilocalorias ingeridas.
  • Llevar agenda calórica.
  • Actividad física excesiva.
  • Conductas de ocultamiento para restringuir la ingesta de alimentos o evitar la propia imagen.
  • Evitar reuniones donde pueda verse obligado a comer.
  • Recurrir a todo tipo de excusas, a veces ridículas, para evitar comer.
  • Esconder su cuerpo bajo ropa muy holgada, evitando trajes de baño.
  • Usar colores oscuros en la vestimenta, para parecer más delgado.
  • Pueden abusar de edulcorantes.
  • Pesarse varias veces al día, desnudo y con balanzas exactas.
  • Ayunar periódicamente, en ocasiones durante varios días.
  • Constante preocupación acerca de la comida.
  • Conversaciones recurrentes hacerca de temas como las calorías, el peso, las dietas.
  • Contemplarse a sí mismo en toda circunstancia en que se halle frente a una superficie que refleje su imagen.
  • Análisis exhaustivo de las formas corporales.

 

Los signos y sintomas frecuentes en este trastorno de la alimentacion incluyen:

  • Pérdida de más del 15% del peso ideal.
  • Negación de la enfermedad; conductas de ocultamiento.
  • Alteraciones en el período menstrual.
  • Intenso temor a la obesidad.
  • Depresión.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor abdominal y estreñimiento.
  • Calambres musculares.
  • Atrofia muscular y prominencias óseas: costillas y escápulas visibles.
  • Excesiva sensibilidad al frío.
  • Piel pálido-amarillenta, reseca.
  • Puede haber acné y pérdida significativa del cabello, debido a anemia y trastornos hormonales.
  • Debilidad y mareos.
  • Palpitaciones e hipotensión.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Constipación.
  • Meteorismo (gases intestinales).
  • Trastornos auditivos (sensación de un "eco") por pérdida del tejido graso en áreas específicas del oído.
  • Propensión a las infecciones como anginas de repetición, bronquitis, resfriados frecuentes

Diagnóstico

 

El dianóstico por anorexia se sospecha cuando se observa algunos de los siguientes comportamientos:

 

Rechazo a mantener un peso corporal mínimamente normal para la edad y la altura (es decir, perder peso para mantener el peso corporal por debajo del 85% del normal); o no ganar durante el periodo de crecimiento el peso esperado, manteniendo el cuerpo en un peso corporal por debajo del 85% del normal.

 

Miedo intenso de ganar peso o llegar a ser gorda.

 

Distorsión en la forma de ver el peso corporal o la figura, influencia anormal del peso corporal en la figura en la autoevaluación o negación de la gravedad del bajo peso corporal.

 

Después de la menarquía, en mujeres premenopaúsicas (chicas que han tenido su primer periodo menstrual pero todavía no han llegado a la menopausia), presencia de amenorrea (ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos).

 

Otros desórdenes alimenticios relacionados.

 

Además, el diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría especifica dos subtipos:

 

Tipo restrictivo. Durante el episodio actual de anorexia nerviosa, la persona no ha comido compulsivamente con regularidad ni ha tenido comportamiento purgante (es decir, vómitos autoinducidos, excesivo ejercicio o mal uso de laxantes, diuréticos o enemas).

 

Tipo alimentación compulsiva o Tipo purgante. Durante el episodio actual de anorexia nerviosa, la persona ha comido compulsivamente con regularidad o ha tenido comportamiento purgante. (Anorexia Nerviosa de tipo "Bulímico" o "Bulimarexia").

 

Todo paciente con al menos un factor de riesgo para trastornos de la alimentación, se le deberá aplicar el Cuestionario de Conductas Alimentarias de Riesgo

 

Fuentes

 

PROYECTO de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-SSA2-043-2002, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación.
Secretaria de salud. Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Prevención y diagnóstico oportuno en el primer nivel de atención. SSA-113-08, ER- Evidencias y Recomendaciones, SSA-113-08, RR- Guía de Referencia Rápida. 

¿Quieres conocer más sobre Anorexia?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios