Alopecia areata

Alopecia areata

Padecimiento de etiología desconocida y caracterizado por la pérdida asintomática del pelo en áreas circulares u ovales, en la piel cabelluda o en cualquiera otra zona pilosa, como las cejas o pestañas, y en el adulto barba, axilas, pubis, etc.

 

Las lesiones pueden medir desde milímetros hasta centímetros e incluso pueden afectar toda la piel cabelluda, en 5 al 10% de los casos.

 

Es una condición relacionada con situaciones de estrés, aunque en ocasiones puede haber un substrato autoinmune.

 

La alopecia areata suele presentarse en forma de placas redondeadas (en forma de monedas) en el cuero cabelludo, aunque también puede extenderse a otras zonas del cuerpo.

 

Puede aparecer a cualquier edad y afecta en igual medida a ambos sexos. Se estima que afecta a una de cada mil personas.

 

Los folículos pilosos no quedan destruidos con esta enfermedad, por lo que el pelo suele volver a crecer.

 

Si persisten los factores desencadenantes, las recidivas (recaídas) son muy frecuentes.

 

Según algunos estudios, la presencia de focos infecciosos dentales puede provocar alopecia areata, con pérdidas de cabello localizadas.

Fuentes

 

Pardos Martínez Fernando, Rubio Blanco Beatriz, Gamoneda Vélez de Mendizábal Carmen. Diccionario Esencial de las Ciencias, Editorial Espasa. 2002.
Mario Magaña García. Guía de dermatología pediátrica. Editorial médica panamericana, 1998. 

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios