Abdominales

Abdominales

Los abdominales están compuestos por el músculo oblicuo externo e interno del abdomen, transverso y el recto; se puede o no encontrar el músculo piramidal del abdomen.

 

Oblicuo externo del abdomen

 

Es un musculo de los abdominales o pared abdominal en el que se distinguen claramente dos direcciones de sus fibras, las fibras anteriores y las fibras externas.

 

Los abdominales también actúan de manera distinta y tienen ciertas peculiaridades en sus acciones.

 

Cuando actúan contrayéndose ambos lados (izquierdo y derecho del tronco) producen una flexión de la columna al igual que el recto interno del abdomen.

 

Cuando el músculo de un solo lado actúa se produce una flexión lateral de la columna o una rotación de esta (si actúa junto con rotador).

 

Oblicuo interno del abdomen

 

Este musculo se encuentra debajo el músculo anterior; es un musculo profundo.

 

Sus fibras forman un abanico, con inserción en la cresta iliaca y se dirigen hacia el esternón y los cartílagos costales.

 

Actúa en los siguientes movimientos: inclinación hacia atrás, disminución de la inclinación de la pelvis en una posición supina, cuando elevamos las rodillas hacia el tórax y las bajamos desde un lado al otro, y cuando las elevamos por encima de la cabeza con separación o elevación de los glúteos de la superficie de apoyo.

 

En resumen el oblicuo interno flexiona la columna lumbar y torácica, flexiona la columna lateralmente y la rota hacia el mismo lado.

 

Abdominales transversos

 

Se sitúa en la zona abdominal interna (anterior y lateral) y se encuentra por debajo de los oblicuos menores.

 

El más profundo de los que componen el abdomen. Su función es la de sujetar las vísceras (están a mayor presión que el exterior) y tiene funciones secundarias en la respiración y en la respiración forzada.

 

Musculo olvidado durante mucho tiempo en los trabajos abdominales, pero que muchos autores le otorgan la capacidad estética de conseguir un vientre plano cuando está bien trabajado.

 

En gimnasias como el pilates se le da una alta importancia su ejercitación.

 

Recto

Es una cinta muscular larga que se extiende a lo largo de toda la longitud de la pared anterior del abdomen y es más ancho en la parte superior.

 

Este músculo flexiona el tronco y estabiliza la pelvis.

 

Beneficios del trabajo muscular de los abdominales

 

Los beneficios generales al ejercitar los músculos abdominales incluyen:

 

  1. Una buena postura, lo que permite una trasmisión de fuerzas más eficientemente a través del cuerpo.
  2. Proporciona una presión abdominal interna, lo que mantiene la columna vertebral estable reduciendo el estrés lumbar.
  3. Se absorben mejor los impactos producidos por los saltos, rebotes o ejercicios pliométricos.
  4. Estabilización del cuerpo, que permite que las extremidades superiores e inferiores puedan realizar cualquier tipo de movimiento teniendo como soporte la musculatura abdominal.
  5. Se forma una cadena muscular transmisora de fuerza entre las extremidades superiores e inferiores.
  6. Colabora en la respiración durante la realización de actividades físicas y deportivas.
  7. Asistir al diafragma para la inspiración y se relajan a medida que el diafragma desciende, de tal manera que permite que se acomoden las vísceras intraabdominales.
  8. Ayudar en la espiración forzada que tiene lugar durante la tos y el estornudo.
  9. Favorece y mantiene la estabilidad pélvica.
  10. Prevención de algunas lesiones de espalda.

 

Fuentes

Richard S. Snell. Anatomía clínica para estudiantes de medicina. 6ª edición. Editorial McGraw-Hill Interamericana, 2001.
Cecilia Dorado García, Nuria Dorado García, Joaquín Sanchís Moysi. Abdominales: para un trabajo muscular abdominal más seguro y eficaz. 2ª edición. Editorial Paidotribo, 2005.

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios