¿Una bebida antes de la cena podría hacerte comer más?

¿Una bebida antes de la cena podría hacerte comer más?

Beber antes de la cena podría ser un motivo para comer de más. Cortesía: Getty Images.

Bloque que muestra la firma del editor.

Tomar una copa de vino o de otro alcohol antes de cenar puede hacer que algunas personas coman más al centrarse la atención del cerebro en aromas alimentarios, sugiere un estudio.

 

Este resultado ofrece una explicación para el llamado “efecto aperitivo” - donde algunas personas sienten más hambre cuando beben, dicen los investigadores que publicaron este estudio en la edición de julio de la revista Obesidad.

 

"La broma es que cada restaurante sabe que si te dan una bebida primero, vas a comer más", dice Robert Considine, uno de los autores del estudio, quien es profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, en Indianápolis.

 

En este nuevo trabajo de investigación Considine y sus colegas encontraron, utilizando imágenes de resonancia magnética, que en promedio el alcohol motivaba un área particular del cerebro - el hipotálamo – y lo que hace que te centres en aromas alimentarios, en comparación con otros tipos de olores.

 

El hipotálamo produce hormonas que ayudan a gobernar diversas funciones del cuerpo, incluyendo el hambre dice Considine,  y este "parecía dirigir al cerebro a prestar más atención a la alimentación después de consumir una bebida."

 

Sin embargo, los hallazgos no significan ganancia de peso para los consumidores, por lo que se podría tomar una copa de vino con la cena, dijo Mantin Binks, un investigador de la obesidad, que no participa en el estudio.

 

Binks señala varias razones para hacer esta afirmación: la mayoría de las veces el alcohol aumenta la ingesta de alimentos pero sólo en una pequeña cantidad de afectados; un tercio, de hecho, comemos menos, además se encontró que el grupo del estudio estaban en el rango de peso normal.

 

"Sabemos que cuando las personas son obesas, el cerebro tiende a responder de manera diferente [a la alimentación], en comparación con las personas no obesas", dice Binks, profesor asociado de ciencias de la nutrición en la Universidad Texas Tech, en Lubbock, Texas.

 

Aún más importante, Binks menciona que el apetito y el control de peso son extremadamente complejos. Y  hay una cosa clara. "No hay una medida para las dietas, o una bola mágica contra la obesidad", agrega.

 

"Lo importante de este estudio", dijo Binks, "es que se habla de la complejidad de la regulación del apetito. Hay cientos de influencias en la conducta alimentaria, y esto [la ingesta de alcohol] es uno de ellos."

 

Considine por otro lado señala que las personas no tienen que prohibir el alcohol de sus vidas, en parte porque la investigación sugiere que un vaso de vino tinto con la cena puede ser un hábito saludable para el corazón.

 

"Nuestros hallazgos no  pretenden negar los beneficios potenciales de vino tinto", declara Considine.

 

Sin embargo, agrega que es importante para la gente que está cuidando su peso recordarles, en primer lugar, que el alcohol contiene muchas calorías. 

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola