Tos protege al aparato respiratorio

Tos protege al aparato respiratorio

tos.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Las enfermedades invernales están a la orden del día. En el caso de la tos, hay que tomar en cuenta los distintos tipos que existen; agudas o crónicas, secas o con flema.

 

La tos persistente produce ciertos trastornos que, en apariencia, no tienen relación. Por ejemplo, toser muy fuerte puede ocasionar lagrimeo, dolor de costillas e, incluso, provocar desprendimiento de retina; esto a consecuencia de que es un acto reflejo sumamente brusco.

 

El sistema mucociliar, la acción aerodinámica de las fosas nasales, el sistema inmunitario así como la tos, constituyen el mecanismo de defensa del aparato respiratorio. Garantiza que el aire inhalado llegue hasta los alvéolos pulmonares en óptimas condiciones.

 

¿Cómo se genera la tos?

 

Los estímulos irritantes desencadenan impulsos nerviosos en las fibras sensitivas de la mucosa respiratoria que se transmiten por el nervio vago al bulbo raquídeo, desde donde se dirigen una serie de movimientos musculares. Las zonas sensibles tusígenas se encuentran situadas en la laringe, tráquea, bronquios, seno carotídeo y pleura. Los movimientos musculares hacen que se produzca una inspiración profunda con mucha intensidad, después se juntan las cuerdas vocales y se cierra la glotis durante unos 0,2 segundos.

 

Consecutivamente, se produce una fuerte contracción de los músculos respiratorios que aumenta la presión pleural y abdominal y, a continuación, se relajan las cuerdas vocales y se abre la glotis que expulsa el aire a mucha velocidad empujando los estímulos causantes.

 

Tipos de tos



• Es aguda si persiste por un máximo de 6 semanas, y crónica, cuando sobrepasa este tiempo.



• Es seca cuando se produce sin expectoración. A menudo causa dolor en garganta y pecho, además de impide el descanso del individuo afectado.



• Es húmeda cuando produce con expectoración, secreción mucosa procedente de las vías respiratorias inferiores. El material expulsado se denomina esputo y se forma debido al incremento de las secreciones bronquiales o a la acumulación de otras sustancias. Estas secreciones acumuladas desencadenan el reflejo de la tos y originan la expectoración.



• El humo de los cigarrillos es un peligroso agente químico que provoca tos en el fumador y que puede agravar una tos sintomática debida a otras afecciones.



• Existen otros tipos más complicados como la tos aneurismática, la posprandial, la tos por compresión, la bitonal o la amigdalina. Éstas tienen que ser tratadas directamente con un especialista.

 

Recuerda que toser es un proceso natural que purifica el aire que respiras, pero si persiste por más de 6 semanas, acude de inmediato a tu médico para evitar complicaciones.

 

 

Síguenos en @Salud180Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola