¿Te gusta hacer mobbing?

¿Te gusta hacer mobbing?

Bloque que muestra la firma del editor.

El mobbing se caracteriza principalmente porque una persona es atacada, agredida o asediada por una o más personas del ámbito laboral, situación que se presenta de manera sistemática por un “mobber” o agresor, de acuerdo con el especialista en psicología del trabajo, Jorge Ignacio Sandoval Ocaña, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, de la UNAM.

 

Al agresor, mobber o quien realiza el mobbing, tiene determinadas características que permiten identificarlo, así como establecer un determinado perfil psicológico o de personalidad, explica Sandoval Ocaña en entrevista para salud180.com.

 

¿Eres un mobber?

 

El mobber o acosador, de acuerdo con el también miembro de la Red de Investigación sobre Factores Psicosociales del Trabajo, en realidad no es más que una víctima de un sistema laboral que los lleva a maltratar a otros debido a la falta de legislaciones, políticas y cultura del trabajo mal establecidas.

 

Entre las características del agresor que efectúa el mobbing, se encuentra un narcicismo extremo, envidiosos, denotan seguridad pero son muy inseguros, suelen ser muy sociables. Además, debido a la deficiencia en su labor o desempeño, se siente frecuentemente amenazado por logros o capacidades de los compañeros.

 

Si bien cualquiera puede convertirse en un mobber, por lo general se trata de un profesional mediocre que además no experimenta sentimientos de culpa y funciona por envidias y complejos, en ocasiones actúa amparado por una mala organización de la empresa y siempre busca el apoyo de otros para hacer el mobbing.

 

El mobber mantiene relaciones personales y laborales basadas en los juegos de fuerza, la desconfianza y manipulación. Considera al otro un rival a vencer que tiene que caer cuanto antes para que sienta saciada su necesidad de dominar.

 

No obstante, menciona Sandoval Ocaña, es importante considerar el ámbito laboral en su totalidad para determinar cómo es que surge un mobber, ya que la principal causa suelen ser las malas políticas de una empresa, o bien dueños, patrones o jefes a quienes no les interesa las condiciones de trabajo de las personas, y mucho menos, los personales. Se trata de un problema social y laboral.

 

Por ello, si se reconocen alguna de las anteriores características del mobber, es vital que no sólo se notifique al personal de salud o medicina de la empresa, para que se canalice al centro de salud más pertinente, además de establecer políticas más organizadas que ayuden a prevenir casos de mobbing.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola