Resaca no te hace beber menos

Resaca no te hace beber menos

Las resacas no influyen sobre el momento en que las personas toman su próxima copa, según un nuevo estudio que desafía unas creencias comunes/ Fuente: Photos.com

Bloque que muestra la firma del editor.

Las resacas no influyen sobre el momento en que las personas toman su próxima copa, según un nuevo estudio que desafía unas creencias comunes.

 

Aunque muchas personas afirman que beber otra copa ayuda a curar la resaca, otras creen que una resaca retrasa un posterior consumo de alcohol. En este estudio con casi 400 bebedores habituales, los investigadores hallaron que los efectos desagradables del exceso tienen poco efecto sobre el momento en que se consume la próxima bebida alcohólica.

 

"En sicología es bien sabido que los efectos inmediatos positivos o negativos de una conducta son mucho más potentes que los efectos retrasados al afectar si las personas realizan esa conducta una vez más", explicó Damaris Rohsenow, profesora de ciencias conductuales y sociales de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Brown.

 

"Las personas que beben mucho generalmente experimentan unos efectos placenteros mientras beben, y eso impulsa la decisión de beber mucho de nuevo", señaló Rohsenow. "El dolor de una resaca es temporal, y podría ser considerado como una molestia en lugar de una consecuencia negativa importante".

 

Según el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de EU, una resaca puede incluir fatiga, sed, dolor de cabeza y dolores musculares, náuseas y vómitos.

 

En el estudio que aparece en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, participaron 196 hombres y 190 mujeres que bebían con frecuencia. Los participantes llevaron diarios electrónicos durante 21 días para registrar sus episodios de bebida de alcohol y otras experiencias relacionadas.

Tras examinar la información recolectada en más de 2 mil episodios de consumo de alcohol, los investigadores hallaron que 463 resultaron en una resaca. Cada día, los participantes valoraron cuáles eran las probabilidades de que ese día consumieran alcohol. Esas valoraciones no difirieron en las mañanas cuando las personas se levantaron con una resaca y cuando no.

 

"Nuestro hallazgo principal es que las resacas parecen tener un efecto muy modesto sobre el consumo posterior de alcohol", señaló el autor, Thomas Piasecki, profesor del departamento de ciencias sicológicas de la Universidad de Missouri.

 

"En promedio, el tiempo entre los episodios de bebida se alargó en apenas unas horas tras una resaca", comentó Piasecki en la Universidad de Missouri. "Observamos para ver si había subgrupos particulares de bebedores que podrían mostrar patrones distintivos como el beber antes con la esperanza de sentirse mejor, pero no hallamos una evidencia clara al respecto".

 

Dado que experimentar una resaca no influyó sobre las intenciones de las personas de beber de nuevo en un día dado, los investigadores concluyeron que los hábitos de consumo de alcohol son determinados por otros factores, como el día de la semana, tener la oportunidad de beber y los planes sociales.

 

¿Cuál es el mensaje para los proveedores de atención de salud? "Probablemente sea una pérdida de tiempo discutir las resacas cuando se intenta motivar a alguien que tiene problemas con la bebida para que beba menos o con menor frecuencia", señaló Rohsenow. "Parece que a los bebedores la incomodidad temporal de la resaca no les molesta mucho".

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Dolor de cabeza?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola