Reportaje: ¿Qué tan felices son los mexicanos?

Reportaje: ¿Qué tan felices son los mexicanos?

Los mexicanos son felices porque valoran la unión familiar y lazos afectivos. Cortesía: Getty

Bloque que muestra la firma del editor.

Cuando se trata de medir el bienestar, los mexicanos se sienten felices y satisfechos con su vida. Ellos basan esta opinión en que viven con una “esperanza”, por sus lazos familiares, relaciones afectivas, orgullo nacional y sentido de pertenencia.

 

 

De acuerdo con una encuesta elaborada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), 8 de cada 10 mexicanos se sienten felices con su vida, mientras que el 2 por ciento restante se declara insatisfecho.

 

¡Sorprendentemente felices!

 

En el marco del Día Internacional de la Felicidad, que se festeja este 20 de marzo, encontramos que en diversas encuestas nacionales e internacionales que miden la felicidad, los mexicanos tienen puntuaciones sorprendentemente altas. De una escala de 10 se sitúan en 8 puntos en promedio.

 

El grado de satisfacción de los mexicanos de 18 a 74 años de edad es de 8.2, en una escala de 10, reportan los Indicadores de Bienestar Autorreportado de la Población Urbana 2015 del Insituto Nacional de Estadísticas Geografía e Informática (INEGI).

 

Mientras que dentro del Índice del Planeta Feliz 2014, que mide la felicidad en 151 países con base en tres criterios: esperanza de vida, bienestar y huella ecológica, México ocupa el lugar 21.

 

Edad y género: ¿determinan la felicidad?

 

Jhonatan Barrios, consultor de la Asociación Latinoamericana de Desarrollo Humano, explica que de acuerdo con la Encuesta de Bienestar Subjetivo, los mexicanos tienen un alto nivel de felicidad; sin embargo, este varía según el género y la edad.

 

Si hablamos de felicidad, los hombres son más felices respecto a las mujeres. Si tomamos en cuenta la edad, los jóvenes marcan un rango más alto que los adultos”, señala el también conferencista de la Ciencia de la Felicidad en el Trabajo.

 

 

Jhonatan Barrios destaca como un aspecto interesante la relación entre el nivel educativo y la felicidad. A mayor preparación académica mayor satisfacción con la vida.

 

Una persona que tiene apenas la primaria muestra 7.7 puntos de satisfacción respecto a un mexicano con posgrado que registra 8.7”, puntualiza Barrios.

 

En relación con el estado civil, los mexicanos que son viudos, están separados o viven en unión libre, se sienten menos felices en comparación con los casados o solteros. 

 

Mientras que las personas con un empleo, o que se mantienen ocupadas, registran un nivel de 8.4 puntos, las que ni estudian ni trabajan tienen una puntuación de 7.8 de felicidad.

 

Lo que llama la atención es que a pesar de los problemas, crisis económicas, sociales y políticas, los mexicanos tienden a ser más felices.

 

Este es un reflejo del grado de resiliencia a los problemas, pues los mexicanos no solo enfrentan la adversidad, sino que la sobrepasan y salen fortalecidos”, señala Jhonatan Barrios.

 

Satisfactores “muy” mexicanos

 

Para Eduardo Massé, fundador y CEO del Latin American Positive Psychology Association (Lappa), la felicidad es una emoción que viven los mexicanos por:

 

El trato con la gente, fe, sentido de familia, orgullo e identidad con su país y tradiciones. Ellos ven un futuro mejor y prometedor”, destaca el también autor del libro Yo elijo despertar.

 

Por su parte, Arlen Solodkin, sicóloga fundadora del Instituto de Bienestar Integral (IBI), explica que las relaciones interpersonales y la vida afectiva, son los elementos esenciales del bienestar y felicidad de los mexicanos.

 

La felicidad no es una frivolidad, ni un lujo,  es un profundo anhelo de todos los humanos: Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas

 

De acuerdo con estadísticas del INEGI, un nivel alto de satisfacción de vida de la población de México proviene de los lazos familiares, seguido por el sentido de autonomía, apertura ideológica, emocional, vida afectiva y valoración personal.

 

Los valoresrelaciones familiares y la vida afectiva juegan un rol importante que nos destacan como mexicanos felices, y nos colocan con altas calificaciones en relación con países más desarrollados”, puntualiza Solodkin.

 

Es fundamental matizar que entre los elementos de poca satisfacción están la situación del país en general, escaso tiempo para realizar actividades no relacionados con el trabajo o escuela.

 

Un día para crear consciencia

 

A propósito del Día Internacional de la Felicidad, Arlen Solodkin, Eduardo Massé y Jhonatan Barrios coinciden en que este día es un llamado a generar consciencia respecto al sentido de felicidad y vivir en armonía.

 

Solodkin dice que este día merece reflexionar acerca de que la búsqueda de la felicidad no se basa en lo material, ni en el prestigio, ni en el éxito, ni en perseguir la perfección; estos satisfactores son momentáneos

 

"Lo interesante es enfocarse en el camino, no solo en la meta. Disfrutar de los pequeños pasos, comprendiendo los logros y fracasos de una forma constructiva", agrega.

 

Este día, y durante todos los días del año, que la apuesta sea hacer aquello que represente una pasión. Desde escuchar tus canciones preferidas, disfrutar en familia o de grata compañía, agradecer o hacer algo bueno por los demás.

 

Por su parte Massé sugiere enfocarse en lo que sí funciona en la vida para mejorar la actitud, de ahí partir para enfrentar lo que no nos gusta y cambiarlo.

 

Como la clave para sentirte bien está en la dopamina, la mejor manera de generarla es reír. Busca cosas que te amenicen, enfócate en lo que te apasiona, ayuda a alguien, abraza, besa. Esto te va a hacer sentir mejor de una manera natural”, afirma.

 

A su vez, Jhonatan Barrios considera que para crear consciencia y medir la felicidad propia es importante reconocer cuántas experiencias óptimas se tienen en un día, qué tareas producen satisfacción y cuánto tiempo se invierte en ello.

 

En este día de la felicidad es importante construir más emociones positivas: alegría, gratitud, serenidad, interés por los demás, generar esperanza, sentirse orgulloso de lo que somos y hacemos, divertirnos, inspirarnos y dar amor.

 

La felicidad se construye cuando se reconocen y utilizan las fortalezas en la vida diaria. Cuando sabemos quiénes somos y actuamos de manera congruente, elevamos nuestro nivel de felicidad, por ello este sentimiento va más allá de una “carita feliz”.

 

Lo que es la felicidad…

 

La felicidad es la combinación entre el talento o las fortalezas, el placer y el significado. Generalmente entendemos que se trata de sentirnos contentos todos los días y todo el tiempo. Esta discrepancia hace que la busquemos en lugares que no generan felicidad: Arlen Solodkin.

 

Es una actitud que se trabaja día a día y un estado emocional, que se produce en la persona cuando cree que ha alcanzado una meta deseada: Jhonatan Barrios.

 

La felicidad se interpreta de diversas maneras. La mayoría lo ve como una meta a alcanzar, un estilo de vida. Peor en realidad, la felicidad es el resultado de cómo vives, cómo manejas tu estado de bienestar, salud y relaciones con tu pareja e hijos: Eduardo Massé.

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola