Pros y contras del injerto capilar

Pros y contras del injerto capilar

Las mujeres tienen menos posibilidades que los hombres, de que el injerto capilar sea exitoso

Bloque que muestra la firma del editor.

No todas las personas son candidatas para realizarse un injerto de cabello. El problema es que tampoco muchos especialistas lo dicen. Para evitarse desagradables sorpresas y posibles frustraciones, lo mejor es consultar a un dermatólogo, quien te recomendará el mejor tratamiento, de acuerdo a las características y necesidades de cada individuo.

 

Señalan especialistas dermatólogos del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), que el injerto capilar es un procedimiento quirúrgico con anestesia local, que puede implicar algunos riesgos como sangrado o infección y puede verse afectado por la mala cicatrización del paciente o la apariencia antinatural de algunos mechones en el crecimiento del pelo.

 

El NIH aclara que los pacientes que se someten a un trasplante de cabello deben estar sanos para que la cirugía sea segura y exitosa.

Cuatro criterios que impiden el trasplante

Toda persona debe ser evaluada individualmente por el cirujano, ya que el trasplante es la última fase de un tratamiento médico. Existen cuatro criterios básicos por los que las personas no son necesariamente candidatas a tener un trasplante de cabello.

 

1. Por edad: Pacientes jóvenes (18-25 años) no son buenos candidatos porque la pérdida capilar ha empezado recién y seguirá progresando en el futuro; hacer un trasplante demasiado pronto puede llevar a una mala distribución del pelo, ya que el cirujano nunca podrá saber exactamente cuanta cantidad de pelo perderá en los siguientes años.

 

2. Por sexo: La distribución de la calvicie en hombres y mujeres es diferente. En los hombres las áreas alopécicas son más localizadas que en la mujer, donde la distribución es más difusa en toda la cabeza.


La mayoría de los hombres son buenos candidatos, excepto aquellos con pelo fino difuso, mientras que la mayoría de las mujeres no son buenas candidatas, salvo en los casos con pérdida en áreas bien localizadas.

 

3. Por extensión de la pérdida capilar: A mayor estabilización de la pérdida capilar, mejor resultado, ya que el cirujano estará seguro de colocar pelo en las áreas correctas.

 

4. Por tipo de pelo: Un pelo grueso y con gran cantidad de melanina dará una mayor densidad y lucirá mejor después de un trasplante. El pelo enrulado también dará mayor apariencia de densidad que uno liso.

Dos tipos básicos de implantes

Algunas técnicas de implante capilar son más dolorosas que otras y el malestar del paciente y grado de recuperación depende de ello. Existen dos tipos básicos de trasplantes capilares:

 

1. Parte de la extracción de una tira de piel con pelo de la parte posterior de la cabeza, que luego es diseccionada para obtener unidades foliculares a ser trasplantadas en las zonas calvas: el postoperatorio es doloroso y puede dejar cicatriz, debido a que en la extracción se seccionan además de la piel, nervios y vasos sanguíneos.

 

2. La más reciente y adecuada, porque no queda ningún signo visible del trasplante, es el método FUE (en inglés, Folicular Unit Extraction, o extracción individual de folículos): extrae directamente la unidad folicular de la zona donante, sin dejar marca alguna para luego insertarla seguidamente en la zona despoblada.

 

Cuando la intervención es realizada por un equipo quirúrgico experto y siguiendo la técnica adecuada, el resultado es bastante natural.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola