¿La posición de tu bebé en el embarazo afecta su salud?

¿La posición de tu bebé en el embarazo afecta su salud?

En 1% de los embarazos de esta índole es una señal de que hay una anomalía en el útero, lo que deriva en malformaciones congénitas que ocasionan discapacidad. Cortesía Getty

Bloque que muestra la firma del editor.

Después del tercer mes de gestación es importante que tu hijo acomode su cabeza hacia el canal del parto y recoja sus brazos y piernas hacia el centro de su pecho, esto le permite contar con la amplitud para desarrollarse durante los meses siguientes.

 

Sin embargo, hay ocasiones en que no es posible que él tome esta posición, y aunque esto en la mayoría de los casos se debe a una causa desconocida, no daña su desarrollo.

 

"Aunque en 1% de los embarazos de esta índole es una señal de que hay una anomalía en el útero, lo que deriva en malformaciones congénitas que ocasionan discapacidad”,  explica el gineco-obstetra Jorge Kunhardt, director general del Hospital Médica Sur Lomas.

 

¡Cuida su vida!

 

El especialista explica que los casos de mala postura fetal en donde puede darse un daño congénito son:

 

 “Cuando la madre tiene en su matriz la presencia de tabiques, que son una especie de protuberancias, que le quitan espacio al niño para crecer. Esto hace que alguna extremidad como puede ser la nariz o los dedos de las manos y pies, estén apretados contra la pared uterina y al término del embarazo, presenten alguna malformación o falta de desarrollo completo”.

Otro motivo, indica Jorge Kunhardt, es la ruptura prematura de membranas, que es la bolsa en la que viene envuelto el bebé. Cuando se rompe parcialmente, el cuerpo de la madre la repara, sellándola por medio de una banda amniótica, pero ésta puede comprimir alguna parte del niño, produciendo un desarrollo anormal.

 

La severidad de la deformidad puede variar ampliamente desde la ausencia de un dedo hasta la de una extremidad completa o defectos en el abdomen o rostro.

 

Otros factores

 

El que la madre tenga un útero estrecho, también puede originar una mala postura fetal y que el bebé no tenga la amplitud suficiente para moverse. Esto a veces, genera displasia congénita de cadera, que es cuando los huesos del fémur se deslizan hacia fuera de esta articulación, lo que impide caminar normalmente a quienes lo padecen, explica el documento Displasia Congénita de Cadera del Resurrection Health Care, de Chicago Estados Unidos.

 

"Cuando no hay una postura adecuada, el ultrasonido con alta definición nos ayuda a observar si es derivada de una anomalía congénita y de ser así, también sabremos qué la provoca, para poder actuar en consecuencia”, indica el gineco-obstetra.

 

Que debes hacer…

 

Gracias a la cardiotocografía, es posible que el médico vigile los latidos cardíacos del bebé en el útero y conocer si la mala postura lo está afectando. 

 

Después se debe vigilar la evolución del embarazo; si el bebé presenta una posición incorrecta y no conlleva ninguna anomalía congénita, es posible acomodarlo por medio de una maniobra externa o interna que debe practicarse en un hospital. Si no se puede reposicionar al niño manualmente, probablemente será necesario practicar una operación cesárea.

 

Lo importante es que si se le diagnóstica a la madre un embarazo de este tipo, que es catalogado de alto riesgo, el médico tratante la canalice a hospitales de tercer nivel como son el Centro Médico Nacional “La raza”, del IMSS; el Instituto Nacional de Perinatología (INPER), del sector salud; o a institutos privados con alta infraestructura  en obstetricia y neonatología, para que le brinden a ella y a su hijo la atención que necesita.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Embarazo?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola