Hormonas que regulan el hambre

Hormonas que regulan el hambre

Bloque que muestra la firma del editor.

¿Qué es tener hambre? Es uno de los mecanismos esenciales del organismo humano para sobrevivir, que está influido por diversos factores biológicos (señales neuroendócrinas) y factores sensoriales, cognoscitivos y mecánicos (estímulos percibidos).

Según bioquimicaclinca.com, el hambre es regulada por diversos mecanismos de ingestión, los cuales están regidos por el cerebro, principalmente el hipotálamo. Esta zona del cerebro controla la sensación de hambre a través de una compleja red de circuitos neurohormonales que emiten distintos tipos de señales.

De acuerdo con su origen, estas señales pueden clasificarse en periféricas o centrales. Mientras que, según su duración, pueden clasificarse en señales de corto y de largo plazo. Asimismo, dependiendo de sus efectos en el organismo, puede tratarse de orexígenos (aumento de la sensación de hambre) o anorexígenos (sensación de saciedad).

 

Regulación del hambre a corto plazo

Este sistema se encarga de regular tanto el inicio como el fin de cada una de nuestras comidas a lo largo del día. Está determinado principalmente por señales que aumentan su concentración durante la alimentación, por lo que es capaz de cesar la ingesta, lo cual establece el tamaño (porciones) que se consumen en el día.

 

Regulación del hambre a largo plazo

Se compone primordialmente de señales relacionadas con factores de adiposidad (grasa), cuyas concentraciones aumentan de acuerdo con los depósitos energéticos del organismo (grasa acumulada en el cuerpo), lo cual ayuda a mantener estable tu peso corporal.

 

En ambos casos, lo que determina cuánta hambre llegas a tener y cuánto comes (saciedad), intervienen una serie de factores externos, señales bioquímicas, hormonas, como la manera que percibes la comida (visión), el olfato, el nivel de glucosa en sangre, el índice metabólico, las hormonas ghrelina, noradrenalina, serotonina, melanina, tiroideas y la contracción rítmica gástrica.

Por ello, las actuales investigaciones para controlar de mejor manera el tener hambre y el apetito, así como para lograr una mayor sensación de saciedad con menor necesidad de ingesta de alimentos, se lleva a cabo a nivel neurohormonal.

 

Si se logra controla la producción de determinadas hormonas y enzimas dentro del mismo cuerpo, así como la modificación de dichas señales neurológicas, se podrá combatir de manera eficaz los problemas de sobrepeso y obesidad.
 

 

Síguenos en @Salud180,  Salud180 en Facebook y enYouTube

¿Quieres bajar de peso? Regístrate con nosotros y disfruta de la nueva herramienta de Salud180

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola