Drenaje linfático mejora tu circulación

Drenaje linfático mejora tu circulación

drenajelinfatico.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

El drenaje linfático es una terapia del sistema circulatorio que se realiza mediante un suave masaje sobre el sistema linfático. Esta terapia favorece la circulación. Aunque se utiliza principalmente en casos de celulitis y de retención de líquidos, esta terapia ofrece un amplio abanico de posibilidades.

 

El drenaje linfático también es útil para casos de fibromialgia, acné, artritis, hematomas, migraña, enfermedades respiratorias, edemas y piernas cansadas.



¿Qué es el sistema linfático?

Es una red de órganos, ganglios y vasos linfáticos, que elabora y transporta linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. La linfa es un líquido transparente y lechoso, rico en células blancas que luchan contra las infecciones motivadas por virus y bacterias.

 

Esta sustancia circula por el sistema linfático a través de una apretada red de conductos que recorren el cuerpo y convergen en colectores y canales linfáticos, que finalmente se integran al torrente circulatorio. Su misión consiste en aportar oxígeno y nutrientes a las células y recoger de éstas los productos metabólicos de deshecho y las toxinas.

 

¿Quién debe practicar el drenaje linfático?

El drenaje linfático manual solamente debe ser ejecutado por profesionales expertos. El masaje se basa en movimientos de llamada y de captación, y puede realizarse en las zonas más hinchadas, que principalmente son piernas, brazos y abdomen. Además del masaje manual, este tipo de terapia también se puede aplicar profesionalmente a través de dispositivos como la presoterapia Ballancer. Su efecto se nota inmediatamente sobre la piel porque activa la circulación.

 



Su función: depurar y proteger



La circulación linfática está vinculada a la sanguínea, aunque a diferencia de la sangre, la linfa circula en una sola dirección. El sistema linfático funciona como instrumento de depuración o limpieza, pero también ejerce en calidad de sistema de protección y defensa del propio organismo. Además, tiene una función clave en la nutrición de los tejidos, especialmente gracias a su efecto limpiador, que se nota sobre la piel.

 

Hay que tener en cuenta que gran parte de los tratamientos estéticos generan un incremento de la irrigación, lo que se traduce en una mejora del aporte nutritivo y de oxígeno sobre el área tratada.



La celulitis y el drenaje linfático



En el tejido conjuntivo se produce el intercambio de líquidos a nivel intersticial. El agua, la grasa y las toxinas ejercen presión sobre él y dan lugar a la aparición de la celulitis. Mediante el drenaje linfático manual, se trata de eliminar el estancamiento de líquidos de una forma natural y no invasiva.

 

El drenaje linfático es una buena opción para eliminar la celulitis y la retención de líquidos. Antes de realizarte el procedimiento no olvides verificar que estás en manos de un especialista. ¡Buena suerte!

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros. 



 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola