Cosas que tienes en tu recámara y te enferman

Cosas que tienes en tu recámara y te enferman

Bloque que muestra la firma del editor.

A veces colocamos cosas en la recámara que dañan nuestra salud. Por ejemplo, si te pasa que en las mañanas amaneces con dolores de cabeza, congestión nasal o dolor de garganta, te tenemos noticias, podría ser que tu propio dormitorio te esté enfermando.

 

1. Tu almohada

 

Las almohadas pueden contener bacterias, esporas y ácaros de polvo, dando como resultado síntomas de alergias como dolor de garganta, dolor de cabeza y congestión. Éstas deben ser sustituidas al menos una vez al año si no son lavables. 

 

Otros síntomas son: rigidez en el cuello o dolor de hombros. Con el tiempo, las almohadas pierden apoyo y forma, dejando la cabeza fuera de la alineación con la columna vertebral. Si tu almohada no vuelve a su forma original después de haber sido doblada por la mitad, es hora de un reemplazo.

 

2. Las plantas interiores

 

Mientras que las plantas de interior añaden un aporte de gran alcance de color al dormitorio, e incluso ayudar a purificar el aire, pero si tiendes a regarlas en exceso, no sólo las plantas podrían sucumbir podridas, sino que también es bastante probable que la tierra se convertirá en el hogar de esporas, que pueden desencadenar síntomas de alergia.

 

La solución es simple: riega las plantas sólo cuando la parte superior del suelo está seco, y nunca deja que se sientan en una bandeja de agua.

 

3. Mascotas

 

Su piel está llena de partículas alergénicas como la caspa, polvo, polen, esporas de moho y bacterias. Dale a tu mascota sus propias camas y todos en paz.

 

4. Velas

 

Sí, son muy románticas, y un gran toque de decoración en el dormitorio, pero si se queman velas perfumadas de parafina con frecuencia, los efectos secundarios podrían sorprenderte: liberan sustancias químicas nocivas tales como benceno y tolueno, mientras que el perfume en sí es un irritante para las personas con sensibilidad química. Intenta con velas de cera de abeja o de soja, y mántenlas alejadas.

 

5. Productos de limpieza

 

Puedes tener el dormitorio brillando de limpio, pero usar productos de limpieza puede significar irritación de los ojos, problemas respiratorios o dolores de cabeza. Y eso es lo que muchos de estos ofrecen compuestos orgánicos volátiles y otros ingredientes irritantes. 

 

En su lugar, utiliza productos de limpieza naturales que están libres de productos químicos nocivos, o incluso mejor,  usa el vinagre para mantener la habitación limpia.

 

6. Tu colchón

 

Un tercio de tu vida la pasas en tu colchón, y éste contiene las escamas de la piel, líquidos corporales, ácaros del polvo, bacterias, polvo y toda la suciedad para probarlo. Tu colchón requiere una limpieza regular al igual que el resto del dormitorio. También te beneficiaría protegerlo con una funda protectora que es impermeable a los ácaros del polvo, líquidos y partículas pequeñas.

 

7. La alfombra

 

Claro, la alfombra es suave y agradable en los pies descalzos, por lo que es el más popular de elección de pisos para el dormitorio. Sin embargo, en la alfombra se aferra a cada partícula de polvo, polen, caspa de animales y suciedad en general de los zapatos y los pies, y puede incluso convertirse en un hogar de pulgas si se infestan a tus mascotas. 

 

Como mínimo, la alfombra de la habitación ser aspirada semanalmente y lavada con un champú cada dos meses.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola