7 tips para elegir tu cama

7 tips para elegir tu cama

Bloque que muestra la firma del editor.

Según estimaciones de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México, 34 millones de mexicanos sufren alteraciones del sueño y 10% de ellos ronca de forma crónica. Las razones son múltiples. Una de ellas es el estado que guarda el colchón, la almohada y, desde luego, el ambiente de la habitación.

 

Es tan importante la calidad de la cama donde dormimos que la Fundación Norteamericana del Sueño (NSF, por sus siglas en inglés) recomienda dormir en un colchón de buena calidad y en un ambiente fresco, silencioso y oscuro, libre de ruidos y otras distracciones.

La cama debe asociarse psicológicamente a las actividades propias del sueño y del sexo, no para cenar, mirar la televisión, trabajar en la computadora o hacer la tarea escolar.

 

Recomendaciones para elegir una buena cama

 

Un tercio de nuestra vida transcurre en la cama. Algo tan importante como las alteraciones del sueño no son tan sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Por eso, en Salud180.com te damos 7 consejos para elegir una buena cama:

 

1. No escatimes en la compra de un buen colchón, una buena base y una buena almohada.

 

2. Al colchón, conviene cambiarlo cada 10 años. Ten en cuenta la elasticidad puntual del colchón: la base debe ceder sin excesos bajo las partes con más peso del cuerpo (hombros y pelvis), ofreciendo a la vez un soporte firme para las zonas menos pesadas.

 

3. Un colchón nuevo sobre una base vieja o de mala calidad se estropea antes, lo más recomendable es renovar el equipo de descanso al completo. Un buen colchón es el que presta apoyo a toda la columna cuando se está acostado boca arriba.

 

Los colchones de látex, más caros y duraderos, contienen millones de pequeños agujeros que permiten que el cuerpo transpire. Además son hipoalergénicos.

 

4. El grosor ideal del colchón es de 15 centímetros como mínimo; el largo, 10 centímetros más que la altura de quien dormirá en él y la anchura mínima recomendada, 80 centímetros para una cama individual y 135 centímetros para una doble.

 

5. La base o canapé debe ser firme y uniforme. Opta por una de láminas rígidas o semirrígidas, con espacios libres que permitan una buena ventilación.

 

6. La almohada debe adaptarse al volumen de nuestra cabeza, la longitud del cuello y la anchura de los hombros.

 

7. Si duermes habitualmente boca arriba, la almohada debe ser baja y blanda, para asegurar que la columna cervical forme con la columna dorsal el mismo ángulo que al estar de pie. Si la postura preferida para dormir es de costado, la almohada debe ser alta y dura, para mantener el cuello en el eje de la columna dorsal asegurándose que no caiga ni rote.

 

El relleno no debe ser ni demasiado blando ni excesivamente duro; debe tener la firmeza necesaria para evitar que la cabeza caiga hacia atrás.

A la hora de comprar una buena cama, compara los años de garantía que ofrece cada fabricante de colchones. Ten en cuenta que se trata de un gasto importante y de un artículo que debe durar al menos una década.

 

Evita las alteraciones del sueño y goza de una vida más plena a través de un buen sueño.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Estrés?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola