7 señales de un suicida en potencia

7 señales de un suicida en potencia

Bloque que muestra la firma del editor.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a diario 3 mil hombres y mujeres cometen alguna de las formas de suicidio. En México, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el grupo de edad en el que existen más actos suicidas es el que abarca de los 15 a los 29 años de edad.

 

Los jóvenes que buscan morir con frecuencia están tratando de alejarse de alguna situación de vida que parece imposible de manejar, como un fracaso escolar o laboral, una pérdida familiar, ser víctimas de bullying o una ruptura amorosa.

 

 

 

En los últimos 10 años, la tasa de suicidios entre las personas de esta edad ha aumentado en un 75% por razones que pueden ser atribuidas a la pérdida de expectativas, a los cambios y presiones sociales.

 

Escucha su llamado

 

 

 

Según la especialista Laura León León, directora de Tratamiento y Rehabilitación  de los Centros de Integración Juvenil, existen ciertas señales que pueden advertir a los padres y personas cercanas, sobre un suicida en potencia:

 

1.  Dificultad para concentrarse o pensar con claridad.
2. Deseos de regalar o desprenderse de sus pertenencias.
3. Cambios repentinos de comportamiento.
4. Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba.
5. Dificultades en la escuela o el trabajo.
6. Modificación de los hábitos alimentarios o de sueño,
7. Conductas autodestructivas como consumir drogas o beber alcohol en exceso.

 

 

 

Si bien las causas del suicidio son múltiples y están relacionadas con el medio ambiente y las relaciones sociales, el riesgo de una autolesión se incrementa con el consumo de drogas.

 

“La mayoría de los estudios nacionales e internacionales han mostrado que entre un 15 y 46% de los suicidios consumados fueron cometidos por personas que habían usado una o más drogas en los momentos previos a quitarse la vida”.
 

Las sustancias asociadas a depresiones severas o síndromes de abstinencia graves son el alcohol, los opiáceos y estimulantes como la cocaína y los anfetamínicos y sus derivados. Cabe señalar que el consumo combinado de estas sustancias aumenta el riesgo de una autoagresión.

 

 

 

La prevención es indispensable para evitar que adolescentes y jóvenes se conviertan en parte de las estadísticas. El hecho de evitar en la familia el consumo de alcohol o drogas puede reducir el riesgo de suicidio, evitar la posesión de armas de fuego y, sobre todo, escuchar y atender las necesidades de los menores de edad.

 

 

 

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Depresión?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola