Diferencias entre infección bacteriana y viral, ¡no tomes antibiótico para todo!

Diferencias entre infección bacteriana y viral, ¡no tomes antibiótico para todo!

Diferencias entre infección bacteriana y viral, ¡no tomes antibiótico para todo!/ Cortesía;: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

Las infecciones bactrianas son diferentes que las virales, pues se trata de microorganismos que atacan el sistema inmune de distinta manera pero ambas pueden provocarnos enfermedades, aquí te mostramos la diferencia entre  bacteria y virus.

 

De acuerdo con un estudio publicado por The National Institute of Health, Estados Unidos, cuando se toma antibiótico regularmente y si necesidad el paciente puede hacerse resistente a ellos, es decir, que no hagan efecto.

 

Por eso es muy importante saber cuándo es necesario tomar antibiótico y cuándo no. Para ello, es necesario conocer las diferencias entre infección bacteriana y viral:

 

 

Infección bacteriana:

 

Las bacterias son microorganismos que contiene una sola célula, y la mayoría de ellas no provocan daño alguno, pues algunas de ellas incluso pueden ayudar a combatir ciertas infecciones.

 

Cuando estos pequeños seres vivos se reproducen es cuando provocan una enfermedad. Desprenden toxinas y dañan los tejidos.

 

En este caso es cuando es necesario tomar antibiótico; es muy importante seguir las indicaciones del médico al pie de la letra y no suspender el tratamiento, ya que de lo contrario la función del antibiótico que es atacar la bacteria no se logrará; incluso, la enfermedad podría regresar con más fuerza.

 

Asimismo, es importante no consumir alcohol cuando se está tomando antibiótico, en esta nota te decimos por qué.

 

Infección por virus

 

Los virus son gérmenes que atacan fácilmente el organismo cuando el sistema inmune se encuentra débil.

 

El virus aprovecha la oportunidad de la debilidad del organismo e invade las células sanas. Son distintos tipos de virus y atacan diferentes sistemas del cuerpo, pero uno de los principales es el respiratorio.

 

En algunos casos a pesar de contraer algún virus, no es necesario el tratamiento ya que el mismo organismo lo combate, pero cuando la situación se agrava es necesario llevar a cabo tratamiento.

 

Un ejemplo de ello es cuando nos da gripe, y es necesario tomar algún tipo de antihistamínico o antivirus para atacar directamente  el virus.

 

Pero no debe de tratarse con antibiótico porque no es una bacteria.

 

Ahora conoces la diferencia entre una infección por bacteria y por virus, olvídate de tomar antibiótico para todo y mejor consulta a tu médico ante cualquier síntomas anormal en tu cuerpo.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola