Diferencias entre chinches y pulgas, ¡nadie las quiere en su cama!

Diferencias entre chinches y pulgas, ¡nadie las quiere en su cama!

Diferencias entre chinches y pulgas, ¡nadie las quiere en su cama!

Bloque que muestra la firma del editor.

Si despertaste con pequeñas ronchitas en tu cuerpo y, definitivamente no son de un mosco, es muy probable que se trate de un pequeño bicho que se instaló en tu cama… pero ¿cómo saber cuál es? Conoce las diferencias entre chinches y pulgas, ¡nadie las quiere en su cama!

 

Definitivamente, no hay nada que me pueda poner peor, que los bichos diminutos. Hay algo en ellos que me causa malestar sólo de imaginarlos, pues si bien no son una fobia, como éstas que quizá no sabías que existían, el hecho de no poder darme cuenta de que están ahí por su tamaño, me altera.

 

 

Diferencias entre chinches y pulgas

 

 

Y, sin duda, dos de los más comunes son las chinches y las pulgas. Lamentablemente en una ocasión fui víctima de alguna, aunque no supe muy bien qué me atacó, únicamente tengo recuerdo de varios piquetes por mi cuerpo. Para que no te pase como a mí, conoce las diferencias entre ambas.

 

Chinches, ¡el terror de tu colchón!

 

También conocidas como chinches de cama, se trata de pequeños parásitos (sí, porque se alimentan de sangre) de color marrón rojizo. De acuerdo a MedlinePlus, cuando son adultas pueden medir desde 0.6 hasta 1 cm, pero cuando aún son ninfas (jóvenes), son más pequeñas; sin embargo, ambas comparten las características de tener el cuerpo plano y ovalado.

 

Afortunadamente, no se han relacionado con la propagación de enfermedades, aunque hay personas que pueden presentar reacciones alérgicas como ampollas o fuerte urticaria, por lo que será necesario acudir al médico. De lo contrario, una forma de identificar que fue una chinche la que te picó, es:

 

- Presentas puntos rojos con una mancha roja oscura en medio (casi siempre) que dan comezón.

 

- Los piquetes están en línea o grupo.

 

- Generalmente se encuentran en el rostro, cuello, brazos o manos, pues “atacan” la piel expuesta, de ahí la importancia de usar pijama, en especial si duermes en un hotel. Aquí otros peligros que ocultan algunas habitaciones de hotel.

 

Si encuentras piquetes con estas características, inspecciona tu casa en busca de las chinches. Un buen lugar para empezar es en la cama, especialmente en las costuras del colchón, cabecera y objetos cercanos, aunque también pueden esconderse en sillas, sillones, cojines y pliegues de cortinas.

 

 

Diferencias entre chinches y pulgas

 

 

Una forma de facilitar la tarea, es buscar “semillas de manzana”, aunque si encuentras manchas rojizas u oscuras, pues pueden tratarse de sangre de una chinche aplastada o su excremento, aunque también es posible encontrar piel seca o vacía.

 

De encontrar evidencia, lo mejor es llamar a un especialista en esas plagas para evitar su propagación, pues, aunque no lo creas, lo que menos les importa es la limpieza, además, son capaces de pasar hasta 1 año sin comer.

 

Las pulgas no son exclusivas de los perros y gatos

 

Generalmente solemos echarles la culpa a los peludos de las pulgas, sin embargo, aunque prefieran vivir en ellos, también es posible encontrarlas en los humanos. Al igual que las chinches, estos insectos se alimentan de la sangre y, si tienes mascota, es común que te piquen si ha estado ausente por largo tiempo.

 

A diferencia de las chinches, una pulga es diminuta, algo así como la cabeza de un alfiler, según revela el sitio KidsHealth, y tiene la característica de saltar, además de adherirse a las personas o animales para alimentarse.

 

Las pulgas generalmente pican en las piernas y zonas donde la ropa se ajusta: cintura, muslos, vientre bajo, además de que suelen agruparse en 3 y dar mucha comezón. Igual que ocurre con las chinches, puedes ser alérgica a su saliva, por lo que podrías presentar ampollas y será necesario ir al médico.

 

Sin embargo, no es la única preocupación, pues, aunque la probabilidad es baja, estos insectos pueden ser portadores de enfermedades que afectan a humanos, como tifus y peste (más común en África), por lo tanto, es importante que, si presentas otros síntomas anormales, consultes inmediatamente al médico, en especial si eres viajera. También identifica qué vacunas necesitas si viajarás.

 

Si identificas piquetes de pulga o las has visto en tu mascota, deberás aplicarle un tratamiento, pero también a tu casa y áreas externas.

 

Ninguno de estos insectos es agradable, pero tampoco significan que seas una persona sin higiene, por lo tanto, no debes apenarte de encontrarlas, al contrario, debes identificarlas y actuar al respecto para evitar que se propaguen y dejen todo tu cuerpo picoteado.

 

Y si crees que tender tu cama es la mejor forma de evitar que las bichos se propaguen, checa este video

 

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola