Acudir al quiropráctico, ¡podría ocasionar daños visuales!

Acudir al quiropráctico, ¡podría ocasionar daños visuales!

Acudir al quiropráctico, ¡podría ocasionar daños visuales!/ cortesía iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

La visita al quiropráctico podría ir más allá de “aliviar” los dolores en espalda y cuello, pues una publicación científica da a conocer las posibles consecuencias en la salud visual, después de acudir a tratamientos quiroprácticos (incluso la pérdida de visión). 

 

De acuerdo a una publicación de American Journal of Ophthalmology, revela el caso de una mujer de 59 años, que después de una manipulación de columna cervical, con una técnica de quiropráctico, presentó constantes problemas en tres puntos de su visión, lo que se le conoce como hemorragias preretinales.

 

Las hemorragias preretinales o la hemorragia vítrea como la menciona el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es una hemorragia por ruptura de vasos de la retina, lo que puede ocasionar opacidad de la visión o pérdida de visión.

 

Acudir al quiropráctico, ¡podría ocasionar daños visuales!/

Acudir al quiropráctico, ¡podría ocasionar daños visuales!/ cortesía iStock

 

Este problema se presenta, sobre todo cuando hay factores de riesgo como: enfermedades vasculares de retina (pacientes hematológicos, inmunológicos, inflamatorios, infecciosos), antecedentes quirúrgicos oftalmológicos o por un trauma ocular.

 

Sin embargo, en este caso, esa afectación visual, comenzó inmediatamente después de acudir con el quiropráctico, posterior a realizarse un ajuste espinal, que dio como resultado una afectación en la arteria carótida y placas arteriales.

 

La mujer de 59 años al presentar estos síntomas acudió con su médico y se le realizaron diversos exámenes, tanto de diabetes, de agudeza visual, exámenes neurológicos y toma de presión arterial, sin embargo, cuando se examinaron con lámparas los ojos. Se encontró que en el ojo derecho tenía multiples hemorragias preretinales unilaterales (tres en la parte inferior, una sobre el nervio óptico y un desprendimiento vítreo posterior poco profundo).

 

De acuerdo a esta información de American Journal of Ophtalmology, se han reportado aproximadamente 100 casos de accidentes cerebrovascular después de tratamientos de quiroprácticos, esto debido a que la arteria carótida está cerca de la zona que manipulan. Por ello es primordial, tener cuidado antes de recurrir a este tipo de tratamientos pues podríamos ocasionar un resultado más delicado. ¡Lo primero es acudir con tu médico!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola