Obesidad y desnutrición por mala alimentación

Obesidad y desnutrición por mala alimentación

Si se sufre sobrepeso antes de los seis años de edad , aumenta la probabilidad de ser obeso en la edad adulta

Bloque que muestra la firma del editor.

Los temas de obesidad y desnutrición son dos temas preocupantes en nuestro país, porque la población se alimenta de manera inadecuada y, por lo tanto, está mal nutrida.

 

Luis Alberto Vargas Guadarrama, del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, informó que en un estudio realizado en escuelas primarias del Distrito Federal, uno de cada cinco niños padecía sobrepeso y, algunos, obesidad. Además, otras investigaciones han demostrado que si antes de los seis años un pequeño sufre sobrepeso, se incrementa en gran medida la posibilidad de ser obeso en la edad adulta.

 

Por otra parte, un estudio de Rosa María Ramos Rodríguez, del IIA, indica que desarrollar la estatura es importante, pero el crecimiento exagerado de las reservas de grasa es grave, ya que con él se incrementa la incidencia de enfermedades como las cardiovasculares y diabetes.

 

Los cambios en el régimen alimenticio de los mexicanos, como el consumo excesivo de productos industrializados (con una alta densidad energética) y la sustitución de otros pertenecientes a nuestra comida tradicional, hacen que coexistan los dos aspectos negativos: obesidad y desnutrición.

 

 

Vargas Guadarrama asegura que hay una serie  de factores que ha originado la mala nutrición y la consecuente epidemia de obesidad, por ejemplo, algunos productos, como las sopas instantáneas y los refrescos, se han convertido en alimentos primarios porque la industria ha influido en nuestro concepto de cómo se debe comer. Las grasas y los azúcares también se agregan a la lista de productos que perjudican nuestra salud y que han traído como consecuencia la obesidad y problemas dentales.

 

Por esta razón, el investigador universitario recomendó mantener una dieta equilibrada y una buena nutrición, y destacó que lo más importante es aprender a comer y combinar un alimento de cada uno de estos tres grupos: frutas y legumbres, productos de origen animal, y/o leguminosas ricas en proteínas y cereales, así como comer poco de mucho. Esta dieta se puede complementar con otros productos accesibles, como las leguminosas (frijoles, chícharos, garbanzos, lentejas).

 

¡Cuida tu salud y la de tu familia comiendo sanamente!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Dieta?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola