¡No rompas la dieta! Derrota a tus antojos con esta técnica

¡No rompas la dieta! Derrota a tus antojos con esta técnica

¡No rompas la dieta! Derrota a tus antojos con esta técnica. Cortesía: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Si te estás preparando para ir a la playa esta primavera y no quieres que nada te distraiga de tu dieta para presumir un cuerpazo, prueba esta técnica donde tu olfato será el mejor aliado para evitar comer esa pizza o acabarte la caja de galletas.

 

Los antojos son inherentes a la naturaleza humana y aunque hay teorías que apuntan a una deficiencia nutricional relacionada con el alimento en el que no paras de pensar, la realidad es que muchas veces están más bien relacionados con las emociones y memorias unidas a esas comidas. De ahí que se te antojen más cosas cuando estás triste, ansiosa, estresada o hasta aburrida, o que de pronto quieras lo que comías de niña.

 

¿Cómo puede ayudar el olfato a combatirlos?

El olfato es uno de los sentidos menos apreciados, sin embargo, podría ser tu aliado para combatir los antojos. Según un estudio de la Universidad del Sur de Florida, oler comida poco saludable golpea el circuito de recompensas del cerebro muy parecido a cuando lo comes, por lo que podría ayudarte a satisfacer tu antojo sin caer en la tentación.

 

El estudio se relaciona con la tendencia de varios establecimientos a usar los aromas ambientales, en especial los de comida, para atraer clientes, al grado de que incluso restaurantes usan aromas que ni siquiera están en el menú, por lo que los investigadores buscaron analizar los efectos de los aromas ambientales relacionados con comida en la compra y elección de alimentos para niños y adultos a través de diferentes experimentos.

 

Los resultados revelaron algo sorprendente: una exposición prolongada a un aroma de comida indulgente (no saludable), lleva a comprar menos este tipo de alimentos. Al parecer, esto se debe a que existe una compensación sensorial intermodal, o sea que el olor a esa comida “prohibida” induce al placer en el circuito de recompensa (compuestos principalmente por dopamina), lo que disminuye el deseo de comerlo.  

 

Eso significa que la solución para acabar con tus más grandes antojos es oler esa comida. Eso sí, debe ser por más de 2 minutos, pues según los científicos, los efectos se revierten si la exposición es breve (menos de 30 segundos), es decir, si lo hueles “de pasada”, terminarás comiéndolo, lo cual podría explicar por qué cuando pasas por una panadería no puedes evitar comprar un pan.

 

Ahora ya sabes cómo evitar caer en la tentación constantemente. Sin embargo, recuerda que la restricción también puede llevarte a más antojos, por eso lo mejor es llevar una alimentación balanceada y darte un gusto de vez en cuando.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Dieta?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola