¿Dolor muscular?

¿Dolor muscular?

Fuente: Photos.com

Bloque que muestra la firma del editor.

El cuerpo responde al estrés con una serie de cambios fisiológicos que incluyen el aumento de la secreción de adrenalina, la elevación de la presión arterial, aceleración de los latidos del corazón y una mayor tensión muscular.

 

De acuerdo con el portal mindbodygreen.com, esta respuesta puede acentuarse si se combinan otros factores como el sedentarismo o lesiones anteriores.

 

Lo grave es cuando la tensión continúa y aumentan las fibras involucradas en los movimientos forzados, debido a que surgen, como respuesta natural, las contracturas involuntarias; es decir, contracciones musculares sostenidas en el tiempo.

 

Nuestros estados emocionales y mentales afectan nuestro cuerpo, por lo que si se encuentran bloqueados predisponen la tensión de manera permanente en el cuerpo y modifican el equilibrio estructural que permite la relajación y descanso.

 

 

Una alternativa para liberar este dolor es la “relajación constructiva”; movimientos correctivos que promueven la consciencia de la respiración para influir sobre los estados físicos y psicoemocionales.

 

Se trata de volver a alinear los ejes fundamentales del cuerpo para un correcto funcionamiento, tanto en actividad como en reposo.

 

De acuerdo con investigadores de Cleveland Clinic, existen diversas técnicas de que permiten la relajación muscular progresiva, como el yoga, que mejora la respuesta al estrés mediante el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

 

Por ello, nuestra especialista en yoga y meditación, Marcia Hidalgo, te explica cómo liberarte de la tensión involuntaria:

 

 

Además, puedes hacer ciertos ejercicios de relajación específicos, fundamentados en la respiración consciente:

 

1. Recuéstate sobre una colchoneta con las piernas cómodamente estiradas a lo largo del cuerpo sin ejercer ninguna fuerza. Coloca ambas manos sobre la parte alta del abdomen y realiza varias respiraciones completas (inhalar y exhalar).
2. Visualiza cómo el aire que inhalas está lleno de energía y se acumula en tu plexo solar; al exhalar el aire, piensa cómo la energía se distribuye cual onda de agua que se expande en un lago quieto, y su energía se distribuye en cada célula del cuerpo. Visualiza este ritmo energético y observa que te vigoriza, que realmente te llena de energía y vitalidad.
3. Emplea colores: cuando inhales, visualiza el color azul: te llenas de energía nueva, calma y paz, y cuando exhales, visualiza el rojo: libera las tensiones y estados negativos.

 

 

Este tipo de ejercicios ayudan a tomar conciencia del estado de tensión en tu cuerpo, así como alinear de manera adecuada sus ejes y emociones, lo cual permite al organismo una mejor respuesta frente al estrés y prevenir la tensión muscular involuntaria.

 

Síguenos en @Salud180,  Salud180 en Facebook y enYouTube

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Yoga?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola