Coco, tu aliado contra el colesterol

Coco, tu aliado contra el colesterol

Bloque que muestra la firma del editor.

El coco es una fruta típica de la región tropical, la cual es conocida por su parte comestible denominada carne, copra o pulpa, la leche de coco  y el agua, que son usadas en una gran variedad de platillos y bebidas por todos sus beneficios.

 

De acuerdo con el doctor Joy Dubost, especialista de la Academia de Nutrición y Dietética de los Estados Unidos, uno de los beneficios del coco es que contiene una mezcla de ácidos grasos saturados, algunos de los cuales no tienen efectos adversos sobre los niveles de colesterol

 

Su aceite contiene 45 % de ácido laúrico, el cual posee propiedades antimicrobianas, además de favorecer la elevación de los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno).

 

En un estudio se observó que el agua de coco tuvo efecto cardioprotector, probablemente debido a su rico contenido de iones minerales, especialmente potasio. También es rica en vitaminas del complejo B y vitamina C.

 

Entre las principales características nutricionales y beneficios del coco se encuentran:

 

1. El contenido energético de una taza de agua de coco es de apenas 45 calorías.

 

2. A diferencia de otras frutas, el coco contiene una alta cantidad de grasas, una porción de aproximadamente 5 cm. de pulpa cuenta con 15 gramos y aporta alrededor de 160 calorías.

 

3. La leche de coco, por su parte, aporta 445 calorías por taza, mientras que una cucharada aceite de coco contiene 117 calorías, 14 gramos de grasa y 12 gramos de grasa saturada.

 

4. El aceite de coco contiene cerca de 87% de grasas saturadas.

 

Debido a lo anterior, en ocasiones el coco ha sido catalogado como un alimento “poco saludable” sin embargo, un alto porcentaje de estas grasas saturadas son de cadena media lo que la convierte en una grasa saludable.

 

Es importante no confundir el termino agua de coco y leche de coco, la primera es propiamente la contenida dentro del coco, la segunda se obtiene  al hacer pasar la carne a través de una rejilla, pudiendo o no utilizar agua en el proceso. El agua de coco es más común que se utilice como bebida, mientras que la leche es mayormente usada en la elaboración de platillos y postres.

 

Por otro lado, el aceite de coco es ideal para cocinar, no se oxida a altas temperaturas. Otros usos que la industria le ha dado son en la elaboración de jabones, lociones, perfumes y otros productos cosméticos.

 

Otra forma en la que se puede consumir el coco es en harina, la cual añade sabor a los productos horneados, cada 2 cucharadas de harina de coco aportan 5 gramos de fibra y sólo dos gramos de grasa total (grasa saturada). Su harina tiene beneficios para las personas diabéticas debido a su bajo índice glicémico.

 

El coco, a pesar de sus beneficios y cualidades nutricias debe ser consumido con moderación, si bien puede aportar grandes beneficios a la salud por sus múltiples cualidades debido a su elevado contenido de grasas saturadas, debe agregarse a la dieta ocasionalmente.

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Colesterol?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola